El cuerpo de , el joven de 20 años que era buscado intensamente por su familia tras la tragedia ferroviaria de Once, fue encontrado entre el tercer y cuarto vagón de la formación que se accidentó hace tres días.

La familia del joven de 20 años lo buscó desesperadamente desde la noche del martes sin éxito en hospitales y en la morgue judicial.

Incluso se llegó a pensar que no había tomado el accidentado en el barrio de Once, en la ciudad de Buenos Aires, el martes pasado y que su ausencia respondía a otra causa.

Pero este viernes sus padres lo reconocieron en una filmación de las cámaras de seguridad de la estación de San Antonio de Padua, donde se lo veía subir a un vagón.

La policía, paramédicos y bomberos están en la estación retirando el cuerpo de Menghini Rey, que es la víctima fatal número 51 del accidente. Los usuarios de ese servicio ferroviario, en tanto, los insultan y, con el grito de “asesinos”, exigen que se aclare lo sucedido.

El cadáver del joven estuvo en la formación desde ocurrido el siniestro, aunque se desconoce si murió en el acto o agonizó. Durante las pericias no fue advertido por los forenses ni por el juez de la causa, Claudio Bonadio, que realizó una inspección del andén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.