Marcial Rubio

Ante la prensa internacional ayer el de la Pontificia Universidad Católica del Perú (), , tildó de al juez canónico, Uribe.

Mientras sigue la polémica por el fallo del , que prohíbe a dicha casa de estudios el uso de las denominaciones de “Pontificia” y “Católica”, ayer Rubio reiteró que asumirán una actitud rebelde ante dicho mandato según revela el Diario Correo.  

Como se recuerda el sacerdote Uribe, es juez del Tribunal Eclesiástico Interdiocesano de Lima, que preside el cardenal Juan Luis Cipriani.

A juicio de Rubio, Gaspar intenta aterrorizar a los alumnos cuando afirma que la universidad no podrá emitir títulos e insta a no pagar las pensiones de enseñanza. 

“Eso es tratar de infundir miedo a 22 mil alumnos y tres mil profesores (…) ¿Y sabes cómo define eso la Real Academia de la Lengua? Terrorismo. Eso es terrorismo. Y totalmente infundado. Porque la Asamblea Universitaria ha dicho que mantiene normalmente sus actividades académicas y puede emitir grados y títulos, y que serán debidamente registrados por la Asamblea Nacional de es. Entonces, el padre Gaspar es un . Y el padre Gaspar es un vocero oficial del Arzobispado. Es el presidente del Tribunal Eclesiástico. Así trata el arzobispado de Lima a la “, expresó.

La emprendió luego contra el abogado del Arzobispado de Lima, Natale Amprimo (leer respuesta), cuyas declaraciones a CNN caricaturizó diciendo que le importaban demasiado “el tamaño de las faldas de las niñas y la melena de los chicos”.

No se salvó el propio papa Benedicto XVI, pues Rubio subrayó que cuando era Cardenal,elogió al teólogo peruano Gustavo Gutiérrez y llamó “perfecta teología católica” a la tesis de su libro Teología de la Liberación.

Según Rubio, ahora, la carta del cardenal Tarcisio Bertone declara su “perplejidad” porque la autorizó un ciclo de conferencias sobre el mencionado libro.

“El cardenal Cipriani no quiere pacificar la por la herencia”, dijo cuando le tocó criticar al arzobispo de Lima.

EN SUSTANCIA. Para muchos, el mensaje central de Rubio sería una exhortación a la jerarquía de la Iglesia a “corregir su actuación” y dar muestras de “buscar la paz” como condición previa para un posible reinicio del diálogo.

“Si los dos cardenales que se nos han enfrentado (Tarcisio Bertone y Cipriani) creen que pueden corregir su actuación, hoy en la tarde hablamos con ellos. Pero nosotros buscamos la paz. Mientras ellos no la busquen, no hay de qué hablar“, precisó. Con estas palabras cerró su exposición.

Pero hubo más. Rubio insistió, en otro momento de su exposición, en el tema de los bienes de la ex y trajo a colación la figura de Cristo para acusar a la Iglesia de la manera más dura que se recuerde. “Cristo dijo: ‘Deja tu plata a los pobres y sígueme’. Y el , con este decreto, desgraciadamente nos ha dicho: ‘Dame toda tu plata y obedéceme’. Eso es lo que ha dicho”, expresó, lo que generó un largo aplauso de los estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.