Los soldados norteamericanos tendrán un acompañante. Se trata de la nueva del Ejército de y es nada menos que un diseñado para ir a los mismos lugares donde los van.

Su nombre es LS3 y se espera que este año se hagan las primeras pruebas en terreno. Cada prototipo puede transportar casi 200 kilos de material y el combustible suficiente para recorrer una superficie de 20 kilómetros o 24 horas.

Así, pretenden quitar literalmente parte del peso que los uniformados transportan durante las misiones que realizan.

Además, la ventaja del LS3 es que no necesita de un conductor pues posee un sistema computacional que le permite seguir al líder del grupo o, si es enviado en solitario, puede orientarse mediante sensores y GPS.

Su desarrollo duró 30 meses gracias al financiamiento de DARPA y los .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.