Cancionero de Kombo Kolombia (Blog del Narco)

La Procuraduría de Justicia del de Nuevo León en México, identificó y entregó el oficio de inhumación nueve de los 14 cuerpos que han encontrado en el fondo de la noria del municipio de Mina, Nuevo León y que pertenecen a los integrantes de la banda musical Kombo Kolombia.

Las autoridades mexicanas identificaron con certeza a ocho de los integrantes del grupo y uno más del staff de la agrupación.

Los reconocidos, que ya fueron reclamados por sus familiares, son José Antonio Villarreal Villarreal de 39 años, quien era corista; Heimer Iván Cuéllar Pérez de 24 años, tecladista de origen colombiano; Víctor Ángel Santamaría Cruz de 43, era parte del staff.

También fue reconocido el saxofonista José Baudelio de 38; Javier Flores Valerio de 29; Édgar Dimas Montes de 31; Saúl Reynosa Saenz de 30; Reyes Alejandro Mendoza Rodríguez de 25; y Mario Alberto Beltrán Ortega de 24.

Todavía falta por reconocer oficialmente los cuerpos de otras de las cinco víctimas que fueron rescatadas del fondo del pozo ubicado en el mencionado municipio.

Trascendió que en el Servicio Forense del hospital Universitario están los familiares de estas cinco personas, pero por el momento todavía no reconocen oficialmente los cuerpos de sus allegados.

Se espera que en las próximas horas, las cinco víctimas restantes sean plenamente identificadas.

Mientras tanto, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y peritos de la Procuraduría de Justicia continúan tratando de rescatar los cadáveres de los otros integrantes de la agrupación, quienes fueron secuestrados la madrugada del pasado viernes en la cantina “La Carreta” del municipio de Hidalgo.

LOS CONTRATAN Y LOS MATAN. Una fuente allegada a las investigaciones dijo a la web Blog del Narco -de manera extraoficial- que luego de que el grupo tocó durante unas dos horas en una fiesta privada en Hidalgo, armaron un operativo para concretar el de todos los músicos y su equipo de staff.

Esta versión no ha sido confirmada por ninguna autoridad, pero surgió como una de las líneas de con las que cuentan las autoridades.

El grupo Kombo Kolombia habría divertido a unas 50 personas durante el evento privado en la bodega conocida como “La Carreta” y luego de terminado los atacaron para llevarlos y quitarles la vida.

Solamente uno de los músicos pudo escapar antes de ser victimado en una zona despoblada en el municipio de Mina.

Ayer, Jorge Domene, vocero de en el , dijo que los plagiarios los llevaron unas cuatro horas por terracería hasta una noria ubicada a unos 30 metros del entronque con El Espinazo, los torturaron y ejecutaron.

Fuentes consultadas aseguraron que los músicos fueron hincados en fila para fusilarlos y después arrojarlos uno a uno al fondo de la noria de unos 70 centímetros de diámetro y 15 metros de profundidad.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.