Ataque en Dallas: dramático pedido de auxilio de policías

La desesperación y el temor se apoderó de decenas de policías luego de que sus colegas fueran asesinados o heridos por un durante una manifestación en . Como se recuerda, cinco efectivos del orden murieron y otros siete resultaron heridos.

El jefe de la policía, David Brown, culpó de las muertes a “francotiradores”, pero no estaba claro por el momento cuántos tiradores estuvieron involucrados en el ataque del jueves pues parecía que los disparos salían desde todos lados.

Las comunicaciones de radio pedían a gritos ambulancias para atender a los policías caídos, incluso otros heridos lograban solicitar apoyo, probablemente cuando ya habían sido impactados por los disparos que provenían desde lo alto de un edificio.

“Tenemos a un hombre con un rifle de larga distancia, no sabemos donde demonios está”, se escucha en una de las comunicaciones. Las autoridades identificaron a uno de los sospechosos como Micah Xavier Johnson. El Ejército informó poco después que había sido soldado en Afganistán.

Los disparos comenzaron en torno a las 8:45 de la noche del jueves, cuando cientos de personas se manifestaban por las muertes en tiroteos policiales esta semana en Baton Rouge, Louisiana y un suburbio de St. Paul, Minnesota. Brown dijo a la prensa que varios francotiradores abrieron fuego contra los agentes “al estilo de una emboscada”. Una persona resultó herida en los disparos, dijo Rawlings.

Las autoridades dijeron inicialmente que tres sospechosos fueron detenidos y que un cuarto fue muerto debido a un artefacto explosivo portado por un robot en un estacionamiento del centro de la ciudad donde el sospechoso había intercambiado disparos con la policía. Según Brown, el hombre le dijo a los negociadores que pretendía hacer daño a más policías, “especialmente a los policías blancos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.