VIDEO | Secuestrador fue abatido por francotiradores en Brasil y liberan rehenes

Secuestrador William Augusto da Silva retuvo a 37 personas en un bus durante tres horas en el Puente Río-Niterói y fue ultimado.

Secuestrador fue abatido por francotiradores en Brasil y liberan rehenes (Foto O Globo)
Síguenos en

Un que mantuvo de a varias personas en un bus y durante más de tres horas, fue abatido esta mañana por francotiradores en el Puente Río-Niterói, localizado en la bahía de Guanabara, estado de Río de Janeiro, Brasil.

El delincuente identificado como William Augusto da Silva, mantuvo como rehenes a los pasajeros de un autobús que llevaba a 37 personas y tras recibir los disparos, no respondió a la reanimación.

Momento en que secuestrador fue ultimado

Oficiales de policía de la Policía Militar y Federal de Carreteras (PRF) rodearon el vehículo en la pista, al lado del río, alrededor de las 6:30 a.m.

En una entrevista televisiva, el portavoz de la policía militar, el coronel Mauro Fliess, informó que el bandido llevaba una pistola de juguete pero las autoridades actuaron con precaución previamente.

Los rehenes en el autobús dijeron que el secuestrador sufría de depresión por las frases sin sentido que lanzaba y los reclamos que hacía a las autoridades.

Aproximadamente a las 9 am, el hombre se bajó del autobús apuntando con un arma a la cabeza de un rehén, se escucharon disparos y se vio a policías celebrando. El secuestrador recibió un disparo y cayó en las escaleras del autobús.

Gobernador de Río de Janeiro Wilson Witzel / Foto O Globo

Previamente este lanzó una prenda de vestir y luego cuando se disponía a reingresar al bus con los rehenes, cayó pesadamente sobre la escalera tras ser impactado por las balas.

“Esta es la policía que queremos ver. El francotirador neutralizó al secuestrador y pudo salvar la vida de la gente del autobús. Está muerto en el acto ”, dijo Fliess.

Alrededor de las 9:40, el gobernador de Río de Janeiro Wilson Witzel aterrizó en helicóptero en el puente Río-Niterói, celebró con los brazos en alto y fue recibido por personas que estaban en la escena, entre ellos, un oficial de policía de Bope, que lo abrazó.

“Saludaré a mis hombres primero”, dijo el gobernador antes de hablar con la prensa.

Enlaces patrocinados
admin

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea