Karolina Pliskova fue mucho más que Serena Williams y la eliminó del US Open.

A partir del día lunes, Serena Williams dejará de ser la tenista número 1 del ranking femenino, luego de caer esta noche ante la checa Karolina Pliskova (11° WTA) en  semifinales del Abierto de Estados Unidos. En tal sentido, la alemana Angelique Kerber ocupará la primera ubicación de la WTA.

En una hora con 25 minutos, Pliskova rompió todos los pronósticos tras  derrotar a la local  por 6-2 y 7-6 (5) y alcanzar así su primera final en un torneo de  Grand Slam. Además de perder la primera posición, Williams no podrá superar a la alemana Steffi Graf en lo que respecta a campeonatos ganados en esta lid (ambas tenistas se encuentran igualadas con 22 títulos casa una).

En el primer set, la checa fue contundente, letal precisa y eficiente para quebrar dos veces el servicio de la norteamericana y de paso para no otorgar ventaja alguna  (por primera vez en el certamen, Williams no tuvo posibilidad de rupturas dentro de un episodio),

En el siguiente parcial, Serena Williams trató de imponer su potencia y agresividad ante una rival que se mantuvo con mucha firmeza para desarrollar  su juego y que nunca perdió la concentración.

Después de generar un quiebre por lado, tanto Williams como Pliskova se enfrascaron en un tie-break arduamente disputado y emocionante, que lo sacó adelante la europea al ganar los últimos tres puntos del partido.

Mientras que Pliskova sumó 27 puntos con la devolución, 19 winners y 25 errores no forzados, Williams concretó 24 respuestas eficientes, 20 tiros ganadores y 31 desaciertos. 

Precisamente. la alemana Angelique Kerber (2° WTA) será rival de la checa en la final del Grand Slam estadounidense, a consecuencia de su triunfo por 6-4 y 6-3 sobre la danesa Carolina Wozniacki (74° WTA) en poco menos de una hora y media.

La nueva líder del ranking – oficialmente desde el lunes – se mostró más decidida y punzante con su drive  en el compromiso, pues consiguió cinco quiebres dentro de las 12 chances que gestionó ante una adversaria  que hizo un aceptable partido usando su derecha y potente revés, pero que le faltó mayor profundidad, pero sobretodo, mayor solidez en el inicio de cada parcial.

Con dos quiebres en cada episodio, Kerber llegó a colocarse 4-0 y 5-1 a favor, respectivamente, lo que le permitió administrar ambas ventajas pese al esfuerzo y lucha de la danesa por nivelar el enfrentamiento. 

Por Luis Miguel Guerrero.

 

 

 

 

 

 

Luis Miguel Guerrero

Periodista (redactor y reportero) de www.enlinea.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.