Bancadas de PPK y Fuerza Popular enfrentadas por el allanamiento y el presidente Kuczynski

Unos piden la renuncia de Rosa Bartra a la Comisión Lava Jato y otros exigen que el presidente Kuczynski se presente al grupo que investiga los actos de corrupción de Odebrecht.
Síguenos en

CRUCE DE PALABRAS, La renuncia de la Bancada oficialista de Peruanos por el Kambio (PPK) a la Comisión de Etica  – que decidió no investigar a los parlamentarios de Fuerza Popular que intervinieron en el de sus locales realizado por la Fiscalía – generó la respuesta inmediata del grupo fujimorista en la tarde del martes.

En primera instancia, el vocero oficialista, Vicente Zeballos, precisó que “las (razones de la renuncia) son más que manifiestas, una abierta y grave parcialización carente de toda objetividad y con un grave sesgo político”.

En tal sentido, el no investigar a Héctor Becerril, Luz Salgado, Úrsula Letona, Alejandra Aramayo y a la presidenta de la Comisión Lava Jato, Rosa Bartra (a quien pidieron que renuncie a su cargo), determinó que el grupo del gobierno retire a Alberto Oliva de la Comisión de Etica liderada por el fujimorista Juan Carlos Gonzáles.

Minutos después, el vocero de Fuerza Popular, Daniel Salaverry, aseguró que la renuncia del partido oficialista es un chantaje político para que no se investigue al legislador Gilbert Violeta, presidente del partido de Peruanos Por el Kambio.

“El Perú ha sido testigo de un evidente acto de chantaje político por parte de los integrantes de la Bancada de PPK para impedir que la Comisión de Etica investigue al presidente de ese partido. Seguramente, como ya es su costumbre, luego querrán condicionar en la comisión a cambio de que no se investigue al señor Violeta, pero Fuerza Popular no lo va a permiti”, resaltó.

ARREMETE CONTRA EL PRESIDENTE KUCZYNSKI

Acto seguido, Salaverry,  calificó de defensor y escudero de la corrupción al congresista , por haberle pedido a su colega Rosa Bartra que renuncie a seguir liderando el grupo investigatorio Lava Jato.

“Hemos escuchado como, el principal defensor, escudero de la corrupción de las empresas consorciadas con , el congresista Gino Costa, exige la renuncia de la presidenta de la Comisión Lava Jato, la congresista Rosa Bartra, seguramente para evitar que el presidente Kuczynski, cuando reciba a esta Comisión, si es que así decide hacerlo, caiga nuevamente en contradicciones y le siga mintiendo al Perú”, aseveró.

Enseguida, el vocero fujimorista arremetió contra el jefe de Estado, Pedro Pablo Kuczynski, a quien le pidió que no se esconda tras el sillón presidencial y que dé la cara para que explique con la verdad sobre su participación en los actos de corrupción de Odebrecht.

“Todos los peruanos esperamos, señor presidente, que usted deje de esconderse tras el sillón presidencial, que dé la cara, que siga el ejemplo de su esposa, la señora (Nancy) Lange y le explique al Perú su participación en estos actos de corrupción. Esperamos que usted hable con la verdad, que deje de mentir, señor Kuczynski. Fuerza Popular va a continuar en esta lucha frontal contra la corrupción, caiga quien caiga”, puntualizó.

Finalmente, Salaverry afirmó que el único responsable de que el país no avanza es el dignatario. “Señor presidente, el único responsable de la poca confianza que le tiene el pueblo peruano, de su baja credibilidad es usted. Un país que no confía en su gobernante señor Kuczynski es un país que no avanza”, indicó.

BREVE OPINIÓN

Los políticos actúan de acuerdos a sus intereses y se blindan partidariamente para no esclarecer las cosas. Eso sucede actualmente en el país con todos los grupos partidarios, en especial aquellos que conducen el Perú, como son Peruanos por el Kambio (PPK) y Fuerza Popular (FP), que han olvidado que si están liderando el Ejecutivo y el Congreso, es gracias a los votos de los ciudadanos.

Por un lado, el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, se ha negado a comparecer ante la Comisión Lava Jato del parlamento  (grupo que es liderado por la fujimorista Rosa Bartra) para esclarecer presuntos vínculos con Odebrecht. La constitución ampara al jefe de Estado, en el sentido de que no tiene la obligación de acudir a ningún grupo investigatorio mientras dure su mandato

A mi criterio, el presidente Kuczynski debe acudir para responder las preguntas cara a cara, y no exclusivamente, para darle gusto a los congresistas, sino a todo el pueblo que merece respeto, aún más, cuando el último domingo señaló que había asesorado en su calidad de funcionario privado a la empresa H2Olmos de Odebrecht. Por un tema moral y darle serenidad al Perú debería asistir.

Por el otro lado, los congresistas de Fuerza Popular – que exigen que Kuczynski se presente a la Comisión Lava Jato – tienen también la obligación moral de hacer que los parlamentarios,  que estuvieron presentes en el allanamiento a sus locales – acto ejecutado  por el fiscal Juan Domingo Pérez –  le expliquen al Perú detalles de su presencia, en particular Rosa Bartra, que es presidenta de la Comisión Lava Jato, grupo que precisamente ve los temas relacionados a Odebrecht (el allanamiento fue por el presunto lavado de activos originado por los pagos de Odebrecht).

Por si fuese poco, la ex titular del Congreso, Luz Salgado, le dijo al fiscal Peréz, durante la diligencia efectuada en el local de Paseo Colón, que Fuerza Popular ”es un partido político, mi estimado. No se está metiendo usted con cualquiera”.

Cada partido dice tener la razón cuando defiende a sus representantes y cuando “ataca” a los de la otra vereda. Lo cierto es que hay un blindaje vergonzoso de todos lados y los únicos perdedores son ellos mismos, pues el pueblo se da cuenta del pobre nivel de su clase política peruana, que cada día decepciona más y más.

El poder del Estado emana del pueblo lo dice la constitución, pero esta frase está muerta, pues la política en el Perú se resume en intereses propios y no en el respeto a sus electores.

Los electores, que aunque piensan y votan diferente, EXIGEN algo en común. TRANSPARENCIA, VERACIDAD E IGUALDAD, en una palabra CREDIBILIDAD pues ya no creen en los políticos.

Por lo pronto, queda claro algo, el diálogo no existe, se reunieron dos veces para perder el tiempo y seguramente seguirán reuniéndose para la foto.

Por Luis Miguel Guerrero Dávila.

Enlaces patrocinados
Luis Miguel Guerrero

Periodista (redactor y reportero) de www.enlinea.pe

Deja un comentario

3 + 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.