Lactancia materna

La lactancia materna reduce el riesgo de enfermedades infecciosas de los recién nacidos debido a que la leche de la contiene enzimas, anticuerpos y otros factores de que actúan como antimicrobianos, antiinflamatorios e inmunomoduladores.

Tania Solís Mezarino, neonatóloga del Edgardo Rebagliati, destacó también que la leche materna contiene ácidos grasos de cadena larga y agentes antioxidantes como el betacaroteno y vitamina E que mejoran las funciones neurológicas y visuales, elementos indispensables para el desarrollo del , principalmente los prematuros que tienen más riesgo de padecer patologías como la retinopatía.

Anotó que los prematuros también pueden presentar inmadurez neurológica, problemas respiratorios, bajo peso, dificultades en la succión-deglución, reflujo, bajo tono muscular, entre otras anomalías, según su grado de desarrollo.

Lactancia materna

Dijo que aplica estrategias para promover la recolección de leche materna, cuyas propiedades inmunes protegen al neonato prematuro de estas patologías e infecciones a las que suelen estar expuestos.

“Las madres producen leche materna que se adapta a las necesidades nutricionales e inmunológicas de cada recién nacido, incluyendo los prematuros y prematuros extremos, por ello es fundamental la lactancia materna, por cuanto a prevenir enfermedades”, recalcó.

En el Rebagliati nacen, aproximadamente, 7 mil por año, de los cuales el uno por ciento son prematuros y tienen menos de un kilo de peso.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea