Argumentando que todos los sacramentos forman parte del culto y de religiosa (derecho humano fundamental amparado por el artículo 2 de la Constitución Política, la Conferencia Episcopal ha otorgado a los obispos la potestad de realizar misas semanales y dominicales, a partir del lunes, 2 de noviembre.

“Consideramos que cada obispo, tiene la potestad, en su propia iglesia particular, para determinar a partir del próximo 2 de noviembre, el inicio de la celebración diaria y dominical de la Santa Misa y de los demás sacramentos, asegurando junto con el respeto a las normas litúrgicas, el fiel cumplimiento del aprobado “Protocolo para las actividades religiosas de la en tiempos de ”, remarca el comunicado de la Conferencia Episcopal .

► ARTÍCULOS RELACIONADOS

No obstante, esta medida desconoce el artículo 5 del Decreto Supremo N°. 170-2020-PCM, publicado en el Diario Oficial El Peruano, donde el autoriza la apertura de templos y centros religiosos, pero no para celebrar misas.

“Durante esta etapa (a partir del 2 de noviembre), únicamente podrá llevarse a cabo la celebración de ritos y prácticas religiosas excepcionales que sean de especial relevancia para la entidad religiosa (tales como bautizos, matrimonios, servicios funerarios de personas cuyo fallecimiento no esté relacionado con el , ni se sospeche que lo esté, confirmaciones, primeras comuniones, entre otros similares, de acuerdo a las prácticas de cada entidad religiosa), excluyendo la celebración de las misas, cultos y similares de carácter regular y no excepcional”, refiere la norma del .

Por: Dávila.

Luis Miguel Guerrero

Periodista (redactor y reportero) de www.enlinea.pe