Tras un paciente seguimiento e investigación de 5 años, la Policía Nacional del Perú capturó, esta madrugada, a 72 presuntos miembros de la organización terrorista Sendero Luminoso.

De acuerdo a las autoridades policiales, los detenidos habrían creado organismos de fachada para realizar actividades terroristas en Lima y Callao, bajo la dirección del genocida terrorista, Abimael Guzmán, Reinoso y otros miembros que purgan condena en diversos establecimientos penitenciarios.

En tal sentido, se determinó que los miembros capturados de Sendero Luminoso se desenvolvían en los organismos generados del Ejército Guerrillero Popular y del Frente Único. Se trata de dos brazos o, como ellos los definen, el segundo y tercer instrumento de lucha, respectivamente, los cuales, junto con el partido –compuesto por el Comité Central Histórico, Comité Central Provisional y el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef)– completan la actual estructura de esta organización terrorista.

En conferencia de prensa, el teniente general PNP Arquímedes León, señaló que todo lo que se ha hecho (investigación) hasta antes de esta operación (detenciones), constituye el 90% de la actividad probatoria”.

Por su parte, el titular del Ministerio del interior (Mininter), Rubén Vargas, afirmó que con estas capturas se pone fin al grupo del Movadef, brazo político de Sendero Luminoso.

“La Policía Nacional, a quienes felicito en nombre de todos los peruanos, porque, insisto, este es un día histórico porque estamos terminando completamente con la estructura política que era la que faltaba y ahora podemos decir: ´tarea cumplida’. La policía, en defensa de la democracia, ha terminado por derrotar militar y políticamente a este grupo criminal”, puntualizó.

Remarcó que “este brazo político (Movadef), si bien es cierto, no colocaba coches bomba, no asesinaba dirigentes barriales, pero estaba avanzando en sus propósitos políticos que bajo su discurso criminal pretendía infiltrarse en organizaciones sociales que tienen una agenda legítima, reivindicativa, pero pretendía desnaturalizarlas. Pretendían infiltrarse en los sectores más deprimidos de nuestras ciudades para que asumieran posiciones violentas”.

Foto: Prensa de Mininter.

Por: Luis Miguel Guerrero Dávila.

Luis Miguel Guerrero

Periodista (redactor y reportero) de www.enlinea.pe