Especialistas del Centro de Medicina Física y Rehabilitación Chacarilla advierten que practicar actividad física sin realizar ejercicios de calentamiento y estiramientos aumenta el riesgo de lesiones, así como copiar rutina de famosos que se encuentran en Internet y sin supervisión.

“Con la llegada del verano en estas fechas aumentan las lesiones debido a que muchas personas empiezan a entrenar por su cuenta sin los cuidados necesarios. La mayor cantidad de lesiones son en ligamentos, músculos y articulaciones por sobreesfuerzo”, indicó el deportólogo Leonel Lozano y miembro de la Sociedad de Medicina del .

El especialista explicó que antes de iniciar actividad física, una persona debe considerar sus propias limitaciones. Por ejemplo, si recién empieza a hacer actividad física su entrenamiento debe ser lento y progresivo. En cambio, si ya ha hecho  ejercicios antes, puede tener un poco más de intensidad. “Es importante ir de menos a más de acuerdo a como el propio el cuerpo tolera la intensidad del ejercicio”, dijo.

El doctor Lozano enfatizó que las personas con sobrepeso o alguna crónica de base deberían pasar por una consulta médica antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, ya que pueden estar consumiendo algún medicamento o tener alguna previa que podría significar un riesgo a algunas lesiones.

Cuidado con las rutinas de Internet

La probabilidad de sufrir una en tendones y músculos aumenta a medida que se van cumpliendo años y ganando peso. Por ello, el sedentarismo o la falta de una condición física son algunos de los factores que conducen a una , así como no utilizar materiales adecuados, zapatillas o no tener una buena técnica al momento de ejecutar los ejercicios.

“No debemos copiar las rutinas de famosos que generalmente están colgadas en Internet porque esos programas son para personas expertas o que ya han probado un programa de entrenamiento. Hay que tener cuidado con los errores que se podrían cometer al ejecutarlos porque pueden ocasionar lesiones”, aconsejo el .

Consejos antes de entrenar

– Ejercicios graduales y progresivos. Las personas que recién se inician deben tener cuidado de no hacer entrenamientos demasiado exigentes. Siempre es recomendable empezar de manera progresiva, de lo más simple a lo más complejo y evaluando siempre que sea acorde a la condición física.

“Más importante en una buena rutina es repartir la cantidad de ejercicios en una semana que hacerlo en un solo día o una sola sesión a fin de prevenir el riesgo de lesiones osteomusculares (lesiones inflamatorias o degenerativas de los músculos, tendones, articulaciones, ligamentos y nervios). Por ejemplo, es mejor entrenar 4 días a la semana durante 50 minutos que hacer 200 minutos en un solo día en alta intensidad”.

– Mantener una hidratación adecuada. Se deben hidratar durante toda la fase del entrenamiento (sin necesidad de tener sed).

– Calentamiento y enfriamiento son importantes. El calentamiento ayuda a ir del reposo hacia el incremento progresivo de frecuencia cardíaca y flujo sanguíneo con oxígeno y nutrientes. También favorece el movimiento articular. De igual forma, el enfriamiento favorece volver a la calma al ir desde el nivel intenso hacia el de reposo.

– Rutina. Todo programa de ejercicio tiene 3 fases importantes: calentamiento, ejercicio principal y enfriamiento. Es importante que una persona destine por lo menos 10 minutos al calentamiento y 10 minutos al enfriamiento. Se debe buscar una rutina sujeto a la condición física de cada persona. 

– Hábito saludable. Cada vez hay más evidencia acerca de los beneficios del ejercicio físico en relación a la y sobre todo a la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles, como la hipertensión arterial, mellitus tipo 2, sobrepeso , entre otros.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea