Tatuajes
Tatuajes

Acudir a “estudios” de tatuajes que no reúnan los requisitos básicos de higiene y seguridad, podrían ocasionar infecciones graves en la piel, ya que las agujas que utilizan para dicho procedimiento invaden hasta la capa más profunda de la , denominada hipodermis. Una lesión a este nivel, es sumamente delicada, ya que su función es la de proteger los órganos, músculos y huesos.

Así lo advirtió el jefe del Servicio de Dermatología del hospital Cayetano Heredia (HCH) del Ministerio de Salud (Minsa), Manuel Del Solar Chacaltana, quien indicó que para que esta práctica de sea segura, es necesario la asistencia de un profesional de la salud especializado en el cuidado de la .

“Nosotros como dermatólogos no recomendamos el tatuaje como adorno cutáneo. La posibilidad de adquirir infecciones a través de las agujas es bastante alta. Por ello, se podría contraer hepatitis, VIH, verrugas y otras enfermedades. Pero si la persona igual quisiera tatuarse, deberá hacerlo en centros de garantía, donde existan los aparatos y las agujas debidamente esterilizadas y que el personal tenga el cuidado necesario”, señaló.

Conociendo más a la hipodermis

La hipodermis en una de las tres capas de la que está a mayor profundidad (antes está la epidermis y la dermis) Está conformada por tejido graso y su función principal es la de amortiguar el impacto para proteger tanto órganos internos como los músculos y huesos.

“Aparte de almacenar y generar energía, aporta un aislamiento térmico que facilita la termorregulación, por lo tanto, es una forma de abrigo natural, por la circulación sanguínea que se da en esta capa”, explicó el galeno.

Tatuajes
s

La hipodermis también se encuentra afectada por la obesidad del sujeto, por las complicaciones que ocasionan tener mucha grasa acumulada en esa capa. También es asiento de infecciones por la celulitis (que es producto de una alteración en la acumulación de grasa en la zona de los muslos, glúteos y caderas). Igualmente, es un lugar común para la aparición de tumores como los lipomas, que son lesiones benignas en la .

El cuidado de esta tercera capa de la está condicionada a una alimentación adecuada. Dentro de ello, el de reducir los niveles de consumo de sal. “Debemos controlar nuestro peso también, evitar el sedentarismo y realizar una mayor actividad física. 

Finalmente, Del Solar Chacaltana recomendó evitar el uso constante de prendas ajustadas al cuerpo, así como al uso de calzados incorrectos. “No debemos usar prendas que asfixian nuestra , recordemos con todo afecta al tejido graso. Los niveles de estrés también deben ser controlados y evitar el tabaquismo, ya que ambas son condiciones que repercuten en la salud”, sentenció.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea