Crianza de aves de corral
Crianza de aves de corral

Los casos de gripe aviar reportados en el Perú encendieron las alarmas de la población y de los productores de aves de corral y derivados, sin embargo, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) hizo un llamado a la tranquilidad.

declaró una alerta sanitaria por la influenza aviar H5N1 y estableció una vigilancia epidemiológica en playas del litoral de Piura, Lambayeque y Lima, el Minsa detalló las acciones a tomar.

Como se recuerda, recientemente se reportó la muerte de pelícanos y otras especies de aves por la . Sin embargo, ambas instituciones aclararon que la producción de carne o huevos de corral no está en riesgo.

“Es preciso mencionar que este caso no representa riesgos para el consumo de carne o huevos de aves domésticas (…) Se exhorta a los criadores de gallos y productores reforzar las medidas de bioseguridad en sus predios, a fin de evitar el ingreso de la enfermedad a sus explotaciones”, indicó el Senasa.

A su turno, las Diresa, Geresa y Diris realizan una vigilancia sanitara en las playas de baño y recreación de sus jurisdicciones, en coordinación con municipalidades y Senasa, a fin de prevenir los riesgos a la salud de las personas.

“Los establecimientos de salud del Minsa y de los GOREs cuentan con materiales e insumos para la detección oportuna de presentarse casos sospechosos de aviar en humanos, en coordinación con el INS”, añade un comunicado del Minsa.

¿Cómo afecta la gripe aviar a los humanos?

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias (NCIRD), las enfermedades en seres humanos a causa de infecciones por virus de la influenza aviar han variado en gravedad.

Se pueden presentar, desde casos asintomáticos o casos leves con infección en los ojos, síntomas en las vías respiratorias, etc, hasta enfermedades graves como neumonía que resultaron en muerte.

Se han registrado infecciones en humanos por virus de la influenza aviar, con mayor frecuencia después de haber tenido contacto cercano o por tiempo prolongado sin protección (es decir, sin guantes ni protección respiratoria o protección para los ojos) con aves infectadas o lugares donde hubo aves infectadas o tuvieron contacto con su saliva, mucosas y heces.

Las infecciones en humanos por los virus de la influenza aviar pueden ocurrir cuando el virus ingresa a los ojos, nariz o boca de una persona, o si la persona los inhala.

Esto puede ocurrir cuando el virus está en el aire (en gotitas o posiblemente polvo) y una persona lo inhala al respirar, o posiblemente si una persona toca algo contaminado con el virus y luego se toca la boca, los ojos o la nariz.

La propagación de los virus de la influenza aviar de una persona infectada a un contacto cercano es muy poco frecuente y, cuando ocurrió, no provocó la propagación sostenida entre personas.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea