Omar Bin Laden, hijo del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, quiere organizar una carrera de caballos por el desierto del Sahara para pedir la paz en el mundo, pero su propuesta ha sido cuestionada por  la mayor ONG de defensa de los animales, que la considera "una crueldad". Los activistas de la Asociación para el Tratamiento Ético de los Animales (PETA) han escrito una carta a Bin Laden hijo para pedirle que suspenda la carrera de resistencia equina, de casi 5.000 kilómetros, que está prevista para marzo, señaló Efe.

Omar Bin Laden, hijo del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, quiere organizar una carrera de caballos por el desierto del Sahara para pedir la paz en el mundo, pero su propuesta ha sido cuestionada por  la mayor ONG de defensa de los animales, que la considera "una crueldad". Los activistas de la Asociación para el Tratamiento Ético de los Animales (PETA) han escrito una carta a Bin Laden hijo para pedirle que suspenda la carrera de resistencia equina, de casi 5.000 kilómetros, que está prevista para marzo, señaló Efe.

En la misiva, difundida hoy, la presidenta de PETA, Ingrid Newkirk, pide a Bin Laden que reconsidere su idea, por muy adelantados que estén los planes para su celebración.

"No hay nada pacífico en causar sufrimiento a los animales, como Mahoma, Jesús y todos los grandes líderes religiosos han recordado en sus enseñanzas y escritos", asegura Newkirk, en sus palabras dirigidas a Bin Laden y a su mujer de origen británico Jane Felix Browne o Zeina al Sabah, su nombre en árabe.

PETA describe con crudeza las penurias a las que serán sometidos los corceles en la competición: "Bajo el implacable calor norteafricano, la fatiga extrema y la deshidratación serán inevitables".

Omar bin Laden pretende que su carrera sea una réplica hípica del rally París-Dakar, que este año fue suspendido por las amenazas de la organización que dirige su padre.

Para librar a los caballos del "castigo" que supondría recorrer 50 kilómetros al día, PETA propone una solución alternativa. "Si esto fuese un rally en el que hay coches que corren peligro de recalentarse y averiarse, estaría totalmente a favor", dice Newkirk, que se declara a sí misma como una gran fan de la Fórmula 1. "Pero los caballos son de carne y hueso", concluye.

 

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.