Como lo había anunciado, el aún congresista aprista Javier Valle-Riestra presentó ayer de manera oficial su renuncia al Parlamento y, avivando el debate sobre el tema, calificó como un “disparate” que en nuestro país no se permita la dimisión a ese cargo.

Como lo había anunciado, el aún congresista aprista Javier Valle-Riestra presentó ayer de manera oficial su renuncia al Parlamento y, avivando el debate sobre el tema, calificó como un “disparate” que en nuestro país no se permita la dimisión a ese cargo.

“El Presidente es el astro de la vida del país y el primero que renunció en el Perú fue San Martín, y en el mundo también hubo más: Richard Nixon. Los reyes renuncian. ¿Y no puede renunciar un congresista?”, comentó a Correo.

Valle-Riestra confirmó que presentó sus alegatos por escrito a la mesa de partes del Legislativo, motivado por las “grandes diferencias” que tiene con la Célula Aprista, por ejemplo en los temas de la restauración de la Carta Magna de 1979 y el bicameralismo.

En el documento, el jurista pide que “conforme a los pactos supranacionales sobre derechos humanos (Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de Naciones Unidas, y el Pacto de San José, ratificados constituyentemente por el Perú) y al artículo 25o del Reglamento del Congreso, se me declare vacante en el cargo de congresista electo para el período parlamentario 2006-2011”.

Al respecto, el presidente del Congreso, Luis Gonzales Posada, afirmó que el caso será derivado a la Comisión de Constitución.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.