Aprodeh

Aprodeh Una inerteferencia más, esta vez la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) pidió hoy a la Unión Europea que reaccione ante las supuestas presiones contra Aprodeh después de que el Parlamento Europeo votase en contra de clasificar como terrorista al Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA).

Aprodeh Una inerteferencia más, esta vez la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) pidió hoy a la Unión Europea que reaccione ante las supuestas presiones contra Aprodeh después de que el Parlamento Europeo votase en contra de clasificar como terrorista al Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA).

En una carta al Consejo, el Parlamento y la Comisión Europea, la presidenta de la FIDH, Souhayr Belhassen, denuncia que la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) y su director, Francisco Soberón, son víctimas de una "campaña de difamación", que "en la prensa un columnista resumió con el título 'Matemos a Soberón'"n.


La campaña, explica, es consecuencia de la reciente decisión del Parlamento Europeo de no respaldar una petición del Gobierno peruano para que el MRTA sea incluido en la lista europea de organización terroristas.


El Gobierno peruano ha relacionado la decisión con una carta que la Aprodeh envió poco antes a los eurodiputados, en la que advertía de que el MRTA fue desarticulado hace ocho años y que su inclusión en la lista europea de terroristas podía servir de coartada al ex presidente Alberto Fujimori en el juicio al que es sometido por sus supuestos abusos en la lucha antiterrorista.


La FIDH subraya que el propio presidente peruano, Alan García, ha calificado de "traición a la patria" la misiva de Aprodeh y sostiene que el Gobierno y el Congreso peruano han emprendido acciones contra ésta "y otras organizaciones defensoras de los derechos humanos".


"Por todo lo anterior, les pedimos muy respetuosamente que se pronuncien, en nombre de la Unión Europea, en contra de estos ataques verbales y de esta campaña de difamación y, que pidan al Gobierno peruano que rectifique públicamente sus propósitos, que ponen en grave peligro la vida de Francisco Soberón y de los demás miembros de Aprodeh", concluye la carta.


La FIDH es un colectivo que reúne a 155 organizaciones no gubernamentales de todo el mundo, entre ellas la propia Aprodeh, y tiene sede en París.


La carta de su directora está destinada al ministro de Exteriores esloveno y presidente de turno del Consejo de la UE, Dimitrij Rupel, al presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, y a la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner.

 

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.