Atlético de Madrid sorprendió en Londres y jugará la final de la Champions frente al Real Madrid.

Por primera vez en la historia de la , dos equipos de la misma ciudad disputarán la final, ya que ante la clasificación lograda el día de ayer por el Real Madrid, se suma la del que derrotó hoy en condición de visita por 3-1 al .

Si bien es cierto, tanto el once londinense como el ibérico tienen estilos muy parecidos de juego, los dirigidos por Mourinho eran los obligados (por ser locales) a tomar el protagonismo del encuentro, sin embargo no arriesgó como lo debió hacer. A su vez, el conjunto entrenado por Diego Simeone tomó precauciones defensivos y buscó siempre hacer daño mediante el contragolpe.

 La primera situación de peligro se dio a los 4’, cuando un centro de Koke pegó en el travesaño del arco del Chelsea defendido por Schwarzer.

Luego, ambas defensas controlarían el juego, que si bien es cierto tuvo vértigo careció de claras situaciones de gol. La más cercana posibilidad de abrir el marcador – después del centro de Koke – sucedería a los 22’ a través de una chalaca de David Luiz que pasó cerca del pórtico custodiado por Courtois.

Sobre los 35’, Fernando Torres colocaría en ventaja a los locales, tras recibir una habilitación hacia el medio del área por parte de su compatriota Azpillicueta. El tanto nacería de una gran acción de William, que logró burlar la marca de dos rivales.

Pero a los 43’, el Atlético encontraría el empate a través de un centro pasado de Tiago al que Juanfran arriba con esfuerzo para sacar luego el balón hacia atrás – específicamente al medio del área londinense – donde  con complicidad de la defensa local llega hacia la posición de Adrian, quien con un disparo mordido pero colocado y  venció a Schwarzer.

La anotación de visita obligó al Chelsea a adelantar sus líneas en el segundo periodo en busca de romper la paridad (en la ida se produjo un empate sin goles), lo que hizo que descuide la defensa, hecho que fue aprovechado por el cuadro español para someter a su rival.

Chelsea no supo nunca como imponerse a una defensa ordenada que hostigó con la marca y que además alejó todo intento de aproximación del conjunto de Mourinho. Además, el meta Thibaut Courtois se comportó a la altura de las circunstancia cada vez que fue solicitado.

Mientras tanto, el Atlético de Madrid fue 100% efectivo en función de aprovechar los espacios para atacar y hacer daño a los azules. En el minuto 60, una falta de Samuel E ‘toó dentro del área sobre , le permitiría establecer al propio delantero brasileño naturalizado español  el 2-1 a favor de la visita, con lo que el Stanford  Bridge enmudeció. Doce minutos después (72’), se repetiría la misma situación cuando Arda Turan empujó un esférico que previamente rebotó  en el travesaño a efectos de un golpe de cabeza realizado por el jugador de nacionalidad turca.

El electrónico no cambiaría más pese a los esfuerzos del Chelsea por intentar descontar, por lo que el Atlético de Madrid consiguió una segunda clasificación merecida a la instancia final de la Champions League.

Esta es la segunda vez que el elenco apodado “colchonero” accede a la última instancia del torneo más importante de clubes europeos. En la edición 1973-1974 (hace 40 años) enfrentó al Bayern Munich cayendo 4-0 en el partido de desempate (el duelo previo – REGLAMENTARIO – quedó igualado 1-1).

El fútbol europeo se resume en una sola palabra esta temporada 2013-2014: MADRID. El 24 de mayo en el Estadio Da Luz de Lisboa, tanto el Real como el Atlético disputarán el derby y éste si será diferente, ya que por primera vez dos equipos de una misma ciudad se enfrentarán por el campeonato de la Champions League.

Foto: Portal web brasileño LANCENET

Por Luis Miguel Guerrero.

Luis Miguel Guerrero

Periodista (redactor y reportero) de www.enlinea.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.