Gracias a su participación en la Feria Norte Exporta 2013,  APROCAM de Amazonas concretó el envío de 150 toneladas de cacao nativo para la empresa italiana ICAM S.P.A.

La Asociación de Productores  de Cacao y  Café de   (), confirmó que este año exportarán 150 toneladas de cacao criollo hacia , lo que generará ganancias por un valor de US$ 615 mil (US$ 4,100 por tonelada).

Al respecto, la gerente de dicha entidad, Marita Herrera Arévalo,  manifestó que el envío se realizará en su totalidad para la empresa italiana ICAM S.P.A. de Milán, con la que se cerró contrato a través de sus representantes Anghelo Agostini y Alessandro Marchi en la “Feria Norte Exporta 2013”.

De igual modo,  señaló que en el año pasado , en el cual  por primera vez llegaron a Europa,  exportaron tan sólo 25 toneladas de cacao criollo, es decir, la sexta parte de lo que despacharán este 2014.

Cabe precisar que antes del primer embarque, APROCAM envío a la empresa italiana  muestras del cacao en grano seco Con Certificación Orgánica y Comercio Justo; procedentes de las parcelas ubicadas en los distritos de Imaza, Copallín, y la Peca de la provincia de Bagua (región Amazonas).

Herrera detalló además que el año pasado ICAM S.P.A, pagó un valor FOB de US$ 3,200 s la tonelada de cacao, pero este año desembolsará US$ 900 más por tonelada.

La APROCAM, que cuenta con la Asesoría de la institución Sierra Exportadora -, cultiva el cacao que vende, siguiendo estrictamente  las normas de producción orgánica, por lo que cuenta con la certificación de “Imo Contol” de Suiza, otorgada por su filial en América Latina. Asimismo, posee la Certificación de “Comercio Justo” emitida por “FloCert” de Alemania.

Ambas constancias, hacen que el producto exportado por la APROCAM pueda mejorar su calidad, principalmente en la post cosecha,  generando  por consiguiente, un precio mucho más atractivo a la hora de negociar con clientes internacionales   

TENER EN CUENTA QUE…

La denominación Comercio Justo es una certificación que exige que los productos cuenten con altos estándares de calidad y se respete aspectos sociales y ambientales, como el pago de salarios mínimos legales a la mano obra.

El sistema  también  exige el cuidado de la naturaleza mediante el uso de insumos orgánicos y una serie de aspectos que garanticen el cuidado del medio ambiente.

Por Luis Miguel Guerrero.

Luis Miguel Guerrero

Periodista (redactor y reportero) de www.enlinea.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.