Asesinan a 50 personas en discoteca gay en Orlando

Indignación y pesar en el mundo provocó la matanza perpetrada en una discoteca gay de Orlando Estados Unidos y que cobró la vida de unas 50 personas, además provocó graves heridas a por lo menos cincuenta víctimas que se encuentran en “estado crítico”.

El presunto causante de la matanza en el club Pulse de Orlando ha sido identificado como Omar Seddique Mateen, de 29 años, un ciudadano estadounidense de Port St. Lucie (Florida), a unas 130 millas del lugar del asalto. Su propio padre, Mir Seddique, de origen afgano, ha pedido disculpas y ha aventurado que el ataque de su hijo podría estar vinculado no tanto con cuestiones religiosas como homofóbicas.

Autoridades políticas, de la policía local y de la policía de investigaciones (FBI), responsables de un hospital y un líder de la comunidad musulmana, entre otros, ofrecieron una rueda de prensa para informar sobre la matanza en esta discoteca gay que ha conmocionado a EE.UU. y especialmente a esta ciudad conocida por sus parques de atracciones.

La Noche Latina que se celebraba en el club Pulse este sábado se convirtió en un infierno a partir de las dos de la madrugada cuando Omar Seddique Mateen armado con una pistola y un rifle de asalto empezó a disparar sobre los que estaban en esta discoteca gay de la comunidad LGTB.

Omar Seddique Mateen

“Esto no tiene nada que ver con la religión”, dijo Mir Seddique, padre del asesino, en declaraciones a NBC News, en las que indicó que su hijo se enfadó hace dos meses cuando, durante una visita a Miami, vio a dos hombres besándose. Seddique indicó que cree que ese incidente en Miami puede estar detrás de este tiroteo en el Club Pulse, en el que murieron al menos 50 personas y otras 53 están heridas, varias de ellas en estado crítico.

Lo ocurrido en el club Pulse es la peor matanza de la historia de EE.UU. provocada por tiroteos masivos, según el sitio web especializado Shootingtracker.com. Además de informar de las nuevas cifras de víctimas, las autoridades no dieron muchos detalles sobre la marcha de la investigación, para no perjudicarla, y sobre el presunto autor de la matanza, identificado como Omar Mateen, según confirmó el congresista Alan Grayson, que visitó el lugar de los hechos.

Discoteca de Orlando

Omar Seddique Mateen murió en un enfrentamiento con la Policía, que entró al local para liberar a los rehenes que él había tomado después de disparar a diestro y siniestro. Uno de los asistentes a la Noche Latina en Pulse que logró escapar dijo a los canales de televisión que una ráfaga de disparos duró más de lo que duró la canción que sonaba en ese momento.

Otro testigo, este identificado como Christopher Hanson, explicó a medios locales que “parecía como una película de horror, totalmente irreal” y que vio “cuerpos cayendo a su alrededor mientras estaba pidiendo una bebida en el bar”.

El joven, que explicó que se cayó al suelo y se arrastró hasta el exterior del local, indicó que estaba disfrutando de la música latina y que estaba siendo una “gran noche” pero que en un segundo se convirtió en una “locura”.

Mir Seddique, padre de Mateen, le dijo a NBC News, que “esto no tiene nada que ver con la religión” y que él y su familia están tan conmocionados como lo está todo el país y piden disculpas. Seddique dijo que su hijo se puso furioso cuando vio a dos hombres besándose en Miami hace unos dos meses y opinó que eso podría haber provocado el ataque al club Pulse.

Consternación en el lugar del crimen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.