Cerrar
Bienvenido a Periodismo en Línea

¿Cómo hacer dormir a un bebé o a un niño? Tres recomendaciones

Como hacer dormir a bebés y niños rápido

Como hacer dormir a bebés y niños rápido

La llegada de un bebé o una bebé a la familia siempre trae felicidad, pero también un gran sacrificio y un reto para los padres, sobre todo en las noches.

La hora de dormir puede ser para algunos una misión difícil, sobre todo si esta persiste a medida que los años pasan, por ello aquí algunas recomendaciones.

Orlenka Plücket, especialista en psicología materno infantil comenta que este es un tema que es bastante recurrente en consultas, ya que muchos padres escriben preocupados porque su pequeño ya en etapa preescolar no logra tener un horario establecido para el sueño nocturno y termina repercutiendo en la misma dinámica familiar o social.

Esto sucede porque la mayoría de padres cuentan con horarios de trabajo que inicia bastante temprano y al no poder descansar lo suficiente durante la , su desempeño físico se ve afectado, lo cual termina generando roces o discusiones entre ambos padres debido a la irritabilidad que el poco sueño produce.

Incluso hay papás que en su desesperación han intentado recurrir a métodos que no son parte de una crianza respetuosa (cómo dejarlo llorar o ignorar su llamado durante la noche) y que, finalmente, no han traído los resultados esperados porque estos mismos métodos no contemplan lo que significa comprender al sueño de nuestros hijos como un proceso evolutivo y por qué no, madurativo que consta de etapas y periodos sensibles también.

Todo sobre el sueño infantil
Todo sobre el sueño infantil

Si bien existen algunas alteraciones como el sonambulismo, los terrores nocturnos o pesadillas, los despertares durante la noche no se consideran como tal. Por eso hay que aprender a identificar que sucede y cómo atacarlo de la mejor manera.

Debemos entender que parte del proceso madurativo del sueño en las personas, consiste en mantener no solo la capacidad de sin despertarnos, sino de volvernos a y retomar ciclos de profundas en esos pequeños despertares que tenemos (solo que de adultos lo tenemos tan automatizado que no lo recordamos al día siguiente).

Es aquí donde el “problema” empieza, ya que si nuestro pequeño pasa por este tipo de despertares totalmente habituales, la idea sería manejarlo de tal manera que evitemos en la mayor medida posible reactivar o estimular al niño/a llevándolo al punto de despertarlo por completo, puesto que, volverse a dormir sería más complicado.

Recomendaciones:

1- Evitar estímulos: Debemos hablar sólo lo suficiente y en volumen bajo, además de reducir (por no decir evitar) el uso de cualquier luz o estímulo y sobre todo reafirmar en el pequeño la idea que no está solo.

Evite estimular a sus hijos antes de dormir

2- Usar el colecho:Recordemos que la noche y el hecho de que los pequeños duerman en su habitación propia genera naturalmente temor, como el miedo a la oscuridad o la sensación de soledad si es que los padres no atienden oportunamente o se anticipan a esta situación. Es aquí pues donde el colecho es un facilitador maravilloso para trabajar la vinculación y seguridad en ellos, pero no en todos los hogares se desea optar (o continuar) con ello, ya que en cierta medida se les hace más difícil a los padres evitar la estimulación sobre todo si llegan en horarios donde los pequeños ya deberían estar descansando.

Usar el colecho, es una solución para niños pequeños

3- Respetar los horarios de sueño del niño/a: El descanso es primordial para el desarrollo físico, emocional y cognitivo de los pequeños por lo que interrupciones durante las horas de descanso pueden definitivamente afectar el desarrollo óptimo de estas facetas. Un sueño poco efectivo puede repercutir en el desempeño escolar de nuestros hijos, pero un sueño poco efectivo donde además nos valemos de técnicas que no comprenden el proceso natural evolutivo, tiene repercusiones mayores. La instauración de rutinas progresivamente desde muy temprana edad es la primera forma de evitar llegar hasta este punto y si es que ya hemos llegado ahí, valernos de los métodos anteriormente mencionados y trabajar el establecimiento progresivo de rutinas de sueño (aunque posiblemente tome un poco más de tiempo al pequeño interiorizar estas pautas ya que significa desaprender patrones) es la forma recomendada de abordar esta situación.

Niños deben dormir a su hora

Si quieres más información sobre cómo establecer estas pautas de sueño, comprendiendo el proceso evolutivo que el mismo significa en tu pequeño, no te puedes perder el taller sobre alteraciones de sueño infantil este 18 de mayo. Más información aquí: https://www.facebook.com/events/357011918254355/

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leave a comment
scroll to top