regresa a Mi mamá mejor que la tuya para demostrar que ya aprendió a r. Ella se enfrentará a Zumba.

La segunda oportunidad

llega nuevamente a la de Ethel Pozo y Yaco Eskenazi para demostrar que ya mejoró su sazón.

con

es un chancay, no pasa nada”, dice desde el inicio del programa. Sin embargo, la modelo demostrará que aún no se entiende bien con las ollas y las sartenes.

No me pongan nerviosa”, “Ay, no, ¡se quema!”, “¿Y ahora qué hago?”, “Ya cállense, no me digan nada, yo pudo hacerlo sola”, son algunas de las frases que soltó la modelo durante el programa.

Pero lo peor llegó cuando le tocó picar los ingredientes para preparar su plato. Brunella no sabía chancar los ajos y no logró contener las lágrimas cuando le tocó picar y r la cebolla. “No puedo, la cebolla me hace llorar”.

llega por primera vez a la

Reconoce que no es bueno ndo. “Yo no he conquistado ndo, pero a mí sí me han conquistado por el estómago, me gusta que me engrían y me sorprendan con platos de diferentes países”.

puso de vuelta y media la del programa y a su mamita por un día. Ella le gritaba, “, aprende”, “concéntrate”, mientras él se dedicaba a bailar y molestar a la jueza Muriel Mongrut.

¿Y qué tal Brunella?, le preguntamos. “No sabe freír ni un huevo, no creo que haya conquistado a por el estómago. Si ella le hubiera do, ya estarían separados. Su belleza y carisma lo habrán cautivado”, responde.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea