Cañitas y bolsas pequeñas de plástico prohibidas desde el 20 de diciembre

Síguenos en

Las o sorbetes para bebidas y las bolsas pequeñas de plástico quedan prohibidas a partir de este 20 de diciembre, tanto para su fabricación como consumo interno, importación, distribución, entrega, comercialización, etc.

Esto en cumplimiento de lo establecido en la reglamentación publicada en agosto de la Ley de Plásticos (Ley N°30884).

Giuliana Becerra, directora general de Calidad Ambiental del Ministerio del Ambiente (Minam), explicó a El Comercio que la prohibición de cañitas y bolsas pequeñas de plástico es parte de la segunda fase de la implementación de la ley.

Aunque la funcionaria resaltó como un dato importante, que muchos establecimientos y centros comerciales ya habían interrumpido la distribución de sorbetes de , incluso antes del inicio de la prohibición.

“El tercer ítem importante es prohibir la fabricación, distribución y uso de aquellas bolsas que no sean biodegradables y que incluyen aditivos que aceleran la fragmentación. Hay muchos fabricantes no solo en el Perú sino en el mundo que utilizan aditivos que los llaman biodegradables pero que no llevan a una biodegradación completa. Lo que hacen estos aditivos es que la bolsa se fragmente en pedacitos, que van a terminar en los cuerpos de agua, que los peces comen y que finalmente, las personas terminan consumiendo”, manifestó Becerra.

Cañitas y bolsas pequeñas de plástico prohibidas desde el 20 de diciembre
Cañitas y bolsas pequeñas de plástico prohibidas desde el 20 de diciembre

Según explicó la funcionaria el primer hito de este año fue en abril cuando empezó a regir la prohibición para entregar bolsas o envoltorios de plástico en publicidad impresa, tales como diarios, revistas u otros formatos de prensa escrita. Además de recibos por cobro de servicios.

La funcionaria resaltó que algunos diarios como El Comercio, cambien su forma de distribución entre sus suscriptores de a bolsas de papel.

Además, mencionó que desde el 1 de agosto entró en vigencia el impuesto al consumo de bolsas plásticas (para desincentivar su uso y contribuir a la conservación del medio ambiente) que durante este año fue de S/0.10 pero que aumentará a S/0.20 el próximo año y así progresivamente.