National Geographic
National Geographic

Muchos países como el Perú usan masivamente las bolsas de plástico, aunque en los supermercados hay leyes y medidas que las evitan, nada se ha hecho en los mercados locales que mantienen su uso indiscriminado.

Como es evidente en el caso de Lima, los desperdicios de su población van al mar, no existen plantas de tratamiento y a la larga se genera un impacto negativo al medio ambiente.

Ante ello, National Geographic explica el impacto del uso excesivo de las bolsas de plástico, a propósito del Día Internacional de Bolsas de Plástico.

  1. Se encontró una bolsa de plástico en el punto más profundo del océano. A casi 11.000 metros de profundidad en el océano Pacífico se encuentra la fosa de las Marianas, considerada el punto de mayor profundidad del océano. Un estudio reveló que una bolsa de plástico es el residuo ubicado a mayor profundidad del que se tenga conocimiento. De todos los residuos clasificables registrados en la base de datos, el que más prevalece es el plástico.
  2. Las bolsas de plástico no desaparecen. Se estima que las bolsas plásticas tardan entre 20 y 55 años, dependiendo de las condiciones ambientales, en degradarse en pedazos de plástico más pequeños, pero nunca desaparecen. Es crucial, para lograr un cambio de hábito, entender que el plástico se va acumulando aceleradamente con consecuencias devastadoras para el ambiente y las personas, que muchas veces terminan ingiriendo este material a través de diferentes vías: al consumir productos del mar o alimentos con restos de envase plástico, y al tomar aire, por citar algunos ejemplos.
  3. Las bolsas de plástico, entre otros plásticos de un solo uso, son una amenaza para los animalesMuchos de los plásticos desechados terminan convirtiéndose en una amenaza para los animales que comen plástico confundiéndolo con alimento. Criaturas como los cangrejos y las aves, usan el plástico para construir sus hogares dado que el material es de fácil acceso. Y es habitual que los animales, como las focas y las tortugas, se enreden en las “redes fantasmas” plásticas.
  4. Se estima que se producen entre 4 y 5 billones de bolsas de plástico por año en el mundo. 5 billones equivalen a 10 millones de bolsas plásticas por minuto. Si las atamos todas juntas, podríamos dar la vuelta al mundo 7 veces por hora. Además, es de los materiales más fáciles de reemplazar, por ejemplo, con bolsas de tela reutilizable.

“Es importante que reflexionemos sobre nuestra relación con el plástico todos los días y magnifiquemos la diferencia que podemos hacer disminuyendo nuestro consumo. Por eso, queremos que julio sea un mes en donde empecemos a marcar esa diferencia sumándonos a campañas como julio sin plástico de Unplastify o Lo que haces cuenta de National Geographicque nos invitan a tomar acción por el planeta desde las actividades cotidianas”, cuenta Agustina Besada, Exploradora de National Geographic y co-fundadora de Unplastify (una empresa social que tiene como misión cambiar la relación humana con el plástico).

En el marco Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico, National Geographic y Unplastify invitan al público a tomar conciencia sobre la importancia de evitar los plásticos de un solo uso, como las bolsas de plástico, promoviendo un cambio de hábito y acercando información para inspirar a la acción.

Compartí con otros tu acción libre de plástico usando el hashtag #Loquehacescuenta en redes sociales. Para sumarte al #DesafioJulioSinPlástico de Unplastify ingresá acá.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea