El presidente de la República, Martín Vizcarra, negó que injerencia de su parte o del Ejecutivo en la reciente decisión del de ordenar para Keiko Fujimori.

Cómo se recuerda acusó ayer al gobierno de ejercer presión para que se ordene su retorno a prisión, pese a que el Tribunal Constitucional (TC) le otorgó antes su libertad.

Consultado si ahora no tendrá oposición con en prisión, recordó que la lideresa de Fuerza Popular anunció que se retiraría de la política.

“Las decisiones de un poder del Estado hay que respetarlas”, indicó Vizcarra en Canal N.

En otro momento dijo que entre jueves y viernes se comunicará con los partidos políticos para sostener reuniones de consenso con el nuevo congreso electo.

Consulado si el Partido Morado sería la bancada aliada, dijo “nuestros aliados serán los que pongan al Perú primero”.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea