Joaquín Sabina, el artista, y compositor quien celebra hoy su número 71, sufrió una desde el escenario, durante el que estaba ofreciendo en el Wizink Center de Madrid junto a Joan Manuel Serrat.

Según la local, el cayó de una altura de al menos un metro y todo apunta a que fue un en el que nadie más estuvo involucrado, pues el artista no vio el borde del escenario.

Debido al incidente, los elementos de del recinto pidieron calma al público y anunciaron que el fue .

“Les pedimos unos minutos de tranquilidad y cuando tengamos de que podemos continuar o no, se lo diremos”, se escuchó por los altavoces.

El público despidió a su ídolo con una gran aplauso mientras el servicio atendió al cantante y en una camilla lo sacaron rumbo al más cercano.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea