Todos los ministros del gabinete que preside Vicente Zeballos pusieron su cargo a disposición del régimen de Martín Vizcarra esta tarde con lo cual se declararía la crisis ministerial.

Fuentes de diversos medios adelantaron que los ministros dan un paso al costado en medio del escándalo del caso Gasoducto Sur.

Alrededor del mediodía se conoció que la titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos, Ana Teresa Revilla, renunció poco después de la imprevista destitución de Jorge Ramírez del cargo de procurador ad hoc del caso Lava Jato y de la salida de Juan Carlos Liu Yonsen del portafolio de Energía y Minas. Ambos cuestionados por participar de una reunión con representantes de la compañía Odebrecht.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea