La presidenta del Comité de Joyería y Orfebrería de la Asociación de Exportadores (ADEX), Rocío Mantilla, confió que este año los despachos de su sector se acerquen a los US$ 116 millones 823 mil del 2019 (prepandemia). “Los integrantes de la cadena estamos optimistas gracias a la recuperación observada hasta setiembre”, dijo.

Fue durante la inauguración del taller de lapidación de piedras preciosas en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) gracias a la donación de 193 máquinas de alta calidad para el corte y pulido de piedras por parte de la Agencia Turca de Cooperación y Coordinación (TIKA). El impacto en el sector se observará en un horizonte de seis meses

“Este proyecto es un sueño hecho realidad. Como joyeros y orfebres incluimos pocas veces piedras preciosas en la fabricación de nuestros productos ya que el proceso es muy artesanal y eso nos resta competitividad en el exterior.

Con este taller se incentivará el uso de piedras preciosas peruanas en la joyería y otros sectores. La historia cambiará porque le daremos un nuevo valor a nuestra oferta”, comentó.

Despachos a septiembre

La Gerencia de Manufacturas de ADEX informó que la exportación de joyería y orfebrería superó los US$ 85 millones 736 mil entre enero y septiembre, registrando un importante crecimiento de 197.9% respecto al mismo periodo del 2020 (US$ 28 millones 779 mil), aunque sin alcanzar las cifras de la prepandemia del 2019 (US$ 103 millones 918 mil a septiembre).

Si bien el incremento es bastante significativo, Mantilla aclaró que se debe a la baja base de comparación del 2020 cuando se inició la crisis sanitaria y golpeó fuertemente este rubro, sobre todo por su baja demanda al ser bienes suntuosos.

Los despachos llegaron a 40 mercados. EE.UU. fue el principal con US$ 74 millones 837 mil, incrementando su demanda en 227.5%, seguido por Chile (US$ 5 millones 786 mil), que también cerró con un exponencial aumento de 459.3%. El top five lo completan Canadá (118.9%), Colombia (-24.1%) y México (109.2%).

Impacto social

A su turno, el presidente del gremio empresarial, Erik Fischer Llanos, resaltó el trabajo conjunto entre el sector privado, la academia y el Estado, y recordó la iniciativa de ADEX –con el apoyo de la OCEX Turquía– de organizar una misión tecnológica en la que participaron los asociados del Comité de Joyería y Orfebrería, gestionándose el proyecto de cooperación con TIKA.

“No solo se potenciarán las capacidades de la universidad, sino también se convertirá en una fuerza motora para el desarrollo de sectores como la joyería, la orfebrería, artesanía, decoración, entre otros. Tenemos mucho camino por desarrollar y este es un gran punto de partida”, refirió.

Asimismo, recalcó que la joyería es uno de los sectores con mayor impacto social y espíritu artístico gracias al pasado y la cultura milenaria que tiene el Perú. “Eso se manifiesta en el día a día en nuestros artesanos y joyeros. Esto es trabajo desarrollado y socialmente inclusivo”, apuntó.

El dato

La inauguración del taller también contó con la presencia de la rectora de la UNMSM, Jeri Ramón Ruffner; el embajador de Turquía en el Perú, Ali Riza Ozcoskun; el director de TIKA en Colombia, Ersin Copu; la presidenta ejecutiva de PromPerú, Amora Carbajal, y el segundo vicepresidente de ADEX, Julio Pérez.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea