Periodista de Cuarto Poder
Periodista de Cuarto Poder

Rondas campesinas en la localidad de Chadín, en Chota, Cajamarca secuestraron hoy al periodista Eduardo Quispe del dominical Cuarto Poder cuando realizaba un reportaje periodístico y lo obligaron a leer un pronunciamiento bajo amenazas.

El hombre de prensa, quien fue detenido junto con su camarógrafo y un chofer particular, fue obligado a aparecer en señal abierta y leer el comunicado a favor del gobierno del presidente de la República, Pedro Castillo.

Como se recuerda la televisora ha publicado reportajes cuestionando a Pedro Castillo por la instalación de una explanada que facilite el traslado del presidente para encontrarse con sus padres.

“Buenas noches, me dirijo al país. Nos encontramos en la comunidad de Las Palmas, distrito de Chadín, nos encontramos dialogando con las de Chavín, quienes representan los intereses y necesidades de su pueblo. Fuimos intervenidos cuando se tomaban declaraciones a personas que no responden culturalmente, haciéndoles interrogantes por los casos de (…) Paredes, quien (…) Fiscalía de la Nación, en tal sentido, como medio de prensa, que representamos a , es una imputación falsa, por lo que nos rectificamos como prensa a no hacer daño al gobierno central y a sus familiares”, se escuchó decir al periodista.

Seguidamente, Eduardo Quispe pidió disculpas a las del distrito de Chadín “y a nivel nacional por no actuar de acuerdo a la verdad”.

“En el lugar de los hechos hemos podido corroborar que hay necesidades álgidas que realizar en agua, desagüe, educación y otros. Hacemos un llamado, las hacen un llamado al presidente (Pedro Castillo) para que se acerque a la zona con sus ministros de Estado y puedan atender las necesidades urgentes de esta comunidad”

Finalmente, con una voz resquebrajada el señaló: “En esta última parte, nos dirigimos a nuestras familias para informales que las rondas nos han tratado de manera humana, y que luego de leer este comunicado, como parte del acuerdo, nos retiraremos del lugar en nuestro vehículo sanos y salvos”.

Al promediar las 21:30 horas de la noche el periodista y su camarógrafo fueron liberados al igual que un chofer particular. Aunque la comunicación con Eduardo Quispe fue por el teléfono de uno de los ronderos, sus celulares estaban apagados.

“Imaginamos que les han retenido los celulares porque están apagados sus celulares. La comunicaron ha sido a través del celular de uno de los ronderos. Estamos tratando de no mover nada ni decir nada hasta que podamos confirmar que están a salvo”, dijo la periodista de , Heidi Grossmann Castillo, al diario La República.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea