Terremoto en California sorprende a periodista y ella se esconde bajo la mesa

El fuerte sismo de magnitud 7.1 grados que sacudió California no sólo sorprendió a varios residentes sino que provocó una confusa reacción de periodistas que estaban en cadena nacional.

Y así ocurrió en el canal local de la CBS cuando dos presentadores iban a desarrollar una información cuando el sismo fue más intenso.

La presentadora de la cadena CBS Los Angeles, Sara Donchey, fue captada en video justo en el momento en que, asustada por lo fuerte que se percibía el sismo, se resguardó bajo el escritorio.

La conductora comentó en voz alta que el sismo “se siente muy fuerte” y luego de avisar a los espectadores que la transmisión sería retomada en unos momentos, se escondió debajo de la mesa.

En el video también se observa a su compañero, Juan Fernandez, quien permaneció en su sitio, aunque también lucía bastante preocupado.

De acuerdo con el Centro Sismológico Euromediterráneo (EMSC, por sus siglas en inglés), el epicentro del temblor se ubicóa 193 kilómetros al norte de Los Ángeles, a una profundidad de 10 kilómetros.

Terremoto en California de intensidad 7.1 causa alarma y emergencias

Un fuerte terremoto de intensidad 6,9 sacudió California esta noche y causó alarma en la población que por el momento reporta daños materiales.

Según los primeros reportes, el sismo duró un promedio de 40 segundos provocando que mucha gente busque ponerse a salvo a medida que la intensidad aumentaba.

La televisora ABC de Denver difundió videos de casinos, restaurantes y establecimientos comerciales, donde la población salía corriendo a las calles.

El terremoto se produjo apenas un día después de que otros sismo de intensidad 6.4 azotara la zona , y el terremoto del viernes se produjo en las mismas líneas de la falla.

El terremoto del viernes se produjo a las 8:19 pm PT. El temblor sacudió el centro de Los Ángeles, y el Departamento de Bomberos de Los Ángeles informó sobre cortes de energía “localizados” en la ciudad, así como cables caídos. No hay daños mayores a la infraestructura, dijo el LAFD.