El presidente de la República, Alan García Pérez, expresó su acuerdo con la decisión del Parlamento Nacional de investigar el funcionamiento de las denominadas Casas del Alba e indicó que la infiltración internacional, a través de esas organizaciones, es evidente.

El presidente de la República, Alan García Pérez, expresó su acuerdo con la decisión del Parlamento Nacional de investigar el funcionamiento de las denominadas Casas del Alba e indicó que la infiltración internacional, a través de esas organizaciones, es evidente.


Indicó que ese fue uno de los temas sobre los cuales intercambio opiniones en una reunión que sostuvo con el presidente del Poder Judicial, Francisco Távara, y la titular del Ministerio Público encargada, Gladis Echaíz; así como con los ministros de Justicia y del Interior, Rosario Fernández y Luis Alva Castro.

El dignatario consideró como un paso positivo que el embajador de Venezuela, Armando José Laguna, haya pedido a los responsables de dichas entidades dejar de utilizar el nombre de Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba) para promocionar su labor en el Perú.

“No debe haber ningún tipo de penetración ni territorial, ni ideológica, política, ni económica y celebro que el Parlamento haya comenzado la investigación a las Casas del Alba que están sirviendo, bajo el teórico paraguas internacional, de punto de encuentro de todos los que están en contra del sistema democrático e instituciones nacionales”, manifestó.

El pleno del Congreso peruano aprobó anoche la conformación de una comisión investigadora que precise la constitución, funcionamiento, organización y financiamiento de las denominadas Casas del Alba, vinculadas a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA).

En la moción se planteó otorgar al grupo investigador facultades "extraordinarias" para acceder al secreto bancario y telefónico de las más de 300 Casas del Alba.

El dignatario fue consultado sobre la presunta denuncia de planillas doradas en la Oficina Nacional Anticorrupción (ONA), y comentó que dicho organismo se rige por las leyes del Perú y por los decretos supremos dados por el Gobierno sobre el nivel salarial.

Recordó que dichos dispositivos establecen que ningún funcionario puede ganar más que un ministro de Estado, “de manera que si hay un sueldo, éste no puede superar los 10 mil soles netos por mes”.
 
El jefe del Estado brindó estas declaraciones luego de inspeccionar la calidad de pavimento en una réplica de carretera construida en la sede del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, en el marco del programa “Proyecto Perú”.

 

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.