Periodismo en Línea
Noticias del Perú y el mundo

Ayacucho y Junín protagonizarían otro levantamiento por canon

16

ProtestasUn nuevo "moqueguazo" se estaría cocinando en el interior del país por la cuestionada distribución del canon producto del gas de Camisea. Esta vez las autoridades regionales de Ayacucho y Junín advierten que hay inquietud entre sus pobladores porque no sienten el beneficio de las utilidades mineras.

ProtestasUn nuevo "moqueguazo" se estaría cocinando en el interior del país por la cuestionada distribución del canon producto del gas de Camisea. Esta vez las autoridades regionales de Ayacucho y Junín advierten que hay inquietud entre sus pobladores porque no sienten el beneficio de las utilidades mineras.

Cabe precisar que hace algunas semanas hubo protestas radicales en Moquegua que provocaron el bloqueo del puente Montalvo y el secuestro a un grupo de policías, entre ellos el general Alberto Jordán.

Segúnpublica hoy el diario Correo, en el marco del IV Foro Interregional del Gas y el Desarrollo de las Comunidades Afectadas, que se realizó ayer en el Congreso, el presidente de la región Ayacucho, Ernesto Molina, pidió que el canon del gas de Camisea sea objeto de una redistribución, pues hay “una tremenda inequidad” con otras regiones.

“Cusco recibe 600 millones de soles al año, pero Ayacucho, con todas sus municipalidades y siendo una de las fuentes del gas, sólo 30 millones. La población ya se está incomodando y quiere salir a las calles”, dijo a Correo.

Molina añadió que lo ideal sería incrementar en cuatro veces -120 millones de soles- dicho beneficio para Ayacucho y así “aquietar las aguas”.
A su turno, el presidente regional de Junín, Vladimiro Huaroc, advirtió que “se les acaba la paciencia” a regiones como la suya, Apurímac, Huancavelica, Pasco y Huánuco porque los beneficios de Camisea no llegan.

“El Ejecutivo se comprometió el 2003 a construir un gasoducto, pero no cumplió. Para nosotros es indispensable porque se abarata el costo de vida y permite una menor contaminación”, argumentó.

Agregó que prepara una reunión con otras autoridades regionales para proponer un “diálogo inmediato” con el Ejecutivo y plantear la redistribución del canon así como más beneficios por el gas natural. “Esperamos que la espera no sea muy larga. Hace un año y medio que reclamamos y la paciencia se acaba”, sostuvo.

Finalmente el presidente regional de Tumbes, Wilmer Dios Benítez, advirtió del riesgo de una paralización debido a que el gobierno ignora la crítica situación del agro en su región producto de la inclemencia del tiempo, lo que afecta a cuatro mil hectáreas de cultivo.  Antonio Manco

Te puede interesar