(Video Cortesía RPP Noticias) Llamó esta mañana a varios medios peruanos y señaló ser el enlace en Chile del espía Víctor Ariza Mendoza, pero todo indica que el personaje identificado como Juan José Soto Vargas, no es más que un burdo estafador de noticias.

 

► ARTÍCULOS RELACIONADOS

(Video Cortesía RPP Noticias) Llamó esta mañana a varios medios peruanos y señaló ser el enlace en Chile del espía Víctor Ariza Mendoza, pero todo indica que el personaje identificado como Juan José Soto Vargas, no es más que un burdo estafador de noticias.

 

Por la mañana este personaje llamó a RPP Noticias y fue entrevista por largos minutos, mientras en cabina escuchaba expectante el premier Javier Velásquez Quesquén.

Sin embargo algunos detalles señalados por este personaje y una búsqueda en google de su nombre revela sus gruesos antecedentes.

En la entrevista Soto dijo que era médico de profesión y además agente de inteligencia y que la presidenta Bachelet los perseguía, incluso señaló que le ordenaron espíar a Perú por orden de la Comandancia General de Chile.  Sin embargo todos sus dichos son falsos, más aún por sus antecedentes.

SUS ANTECEDENTES Por ejemplo, Soto Vargas se dio por muerto en un accidente aéreo en Barajas España, de hecho lo calificaron de mitómano en la prensa de su país.

El procedimiento fue el mismo, llamó a varias emisoras y medios para incluirse en la lista de fallecidos.

Asimismo suele enviar denuncias contra ciertos personajes y autoridades chilenas desde Alemania, aduciendo ser médico de profesión, como indica este link .

Pero la noticia que esta vez involucró a éste trístemente célebre personaje con el espía Ariza fue rebotada por prestigiosos medios nacionales y extranjeros como El Comercio, 123 Chile,  y otros.

CONOCIDO EN MEDIOS SUDAMERICANOS La última aparición pública de Juan José Soto, de 53 años, se remonta a junio pasado en el diario “Hoy”, de La Plata.

Según esa publicación, Soto dijo haber llegado a territorio argentino haciendo dedo tras huir de la erupción del volcán Chaitén, en el sur de Chile, y afirmó en una entrevista que sus pulmones “están cargados de cenizas” y que “no recibimos ayuda gubernamental”.

Desde los años noventa, Soto Vargas se ha hecho conocido en las salas de redacción nacionales e internacionales por sus noticias falsas y suplantaciones de identidad.

Desde 1992 Juan José Soto transitó por Argentina, donde en 2007 fue denunciado por las autoridades de Bariloche por pedir una audiencia argumentando ser representante de Chile en materia de derechos humanos.

A propósito de este incidente, el diario “Página/12” lo describió como “un contador de historias que fue miembro de la DINA y que arrepentido se refugió en Alemania. En 2001 solicitó refugio político en Argentina, pero sólo se le concedió la residencia”.

Antes, en octubre de 2006, apareció en “El Diario”, de La Paz, solicitando asilo político al gobierno boliviano. “Soto Vargas exigió en 2004 al entonces gobierno del presidente Ricardo Lagos que se devuelva a Bolivia su acceso soberano al mar, lo que le costó dos años de prisión en la cárcel de San Miguel, donde recibió torturas y maltratos”, relató el periódico paceño, sobre la base de las declaraciones del chileno.

Efectivamente, estuvo preso en Chile en esa fecha, pero en calidad de imputado por el delito de lesiones contra la madre de cuatro de sus hijos.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.