La lúcuma: ¿Por qué este súper alimento previene el cáncer y la anemia?

Síguenos en

Es originaria del Perú, pero hoy la lúcuma es uno de los super alimentos que concita creciente interés en el mundo, gracias a sus grandes propiedades nutricionales que contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico y prevenir enfermedades, entre ellas el terrible cáncer.

La versatilidad de su consumo, sobre todo en la gastronomía, convierten a este fruto en una auténtica joya de exportación, pero también merece mayor atención en el mercado interno y ser incorporada en la dieta habitual de los peruanos.

Este fruto, cuya denominación botánica es obovata, es una especie arbórea, perteneciente a la familia de las sapotáceas. Crece en territorios ubicados a nivel del mar hasta los 3,000 metros de altitud, con temperaturas de 8°C a 27°C y una humedad de 80% a 90%.

La Lúcuma es una baya esférica, cónica o comprimida basalmente, con cáscara delgada de color verde o amarillo bronceado. La pulpa es de color amarillo intenso, textura harinosa, consistencia suave, con sabor y aroma muy agradables.

Lúcuma

Valor nutricional

La lúcuma tiene un elevado valor nutricional, es buena fuente de carbohidratos, rica en minerales y vitaminas. La pulpa representa entre el 69 % al 82 % del total del fruto. En estado fresco aporta 99 kilocalorías, mientras que cuando se convierte en harina llega a 329 kilocalorías.

Es rica en vitaminas como niacina, tiamina, riboflavina y ácido ascórbico, así como minerales como calcio, fósforo y hierro, esenciales para prevenir la anemia y el cáncer, así como reforzar el sistema inmunológico.

También contiene betacaroteno, un antioxidante que retarda el envejecimiento. Su consumo favorece la disminución de posibilidades de ataques cardiacos.

Variedades

En nuestro país se distinguen dos tipos de lúcuma. Una llamada “lúcuma de seda”, que corresponde a los frutos de lúcuma que al madurar presentan textura suave. Y la otra es la y “lúcuma de palo”, dado que los frutos carecen de suavidad y son más secos.

Origen ancestral

El origen peruano de la lúcuma se remonta a tiempos ancestrales. Una leyenda relata que una diosa andina se negaba al amor, hasta que un ser mitológico, disfrazado de mendigo, la conquistó con una fruta de lúcuma, que en la mitología inca representa la fertilidad.

En civilizaciones precolombinas como la Mochica, que se desarrolló en la costa norte del Perú, entre los siglos II y V d.C., la lúcuma y sus semillas están presentes en su cerámica y también en las tumbas de sus gobernantes y nobleza.

Regiones productoras

Las regiones donde se cultiva la lúcuma son Ayacucho, Áncash, Arequipa, Cajamarca, Huánuco, Moquegua, Piura y Lima. Sin embargo, en los valles de Cañete, Huaral, Huacho y Chincha, provincias del departamento de Lima, se produce la lúcuma de mejor calidad, al utilizar tecnología adecuada para producir frutos de alta calidad, con fines de exportación.

Enlaces patrocinados
Enlaces patrocinados