El italiano Fognini dio el batacazo eliminando campeón de la primera versión de Rio de Janeiro.

Contra todo pronóstico, el italiano (28° ) disputará la final de la segunda edición del 500 de tras eliminar por 1-6, 6-2 y 7-5 en dos horas con 17 minutos de juego al campeón defensor del torneo, el español Rafael (3° ), quien además era el máximo favorito para conquistar nuevamente el certamen sudamericano.

A través de pelotazos profundos, el campeón vigente hizo notar su dominio en el primer set al consolidar dos quiebres ante un rival que a pesar de nivelar en algo los puntos de devolución le costó contener los embates agresivos del español.

Cuando el compromiso se desarrollaba aparentemente por su cauce normal, es decir, con imponiendo su favoritismo en el siguiente parcial tras generar un quiebre en el tercer game (2-1), aparecería sorpresivamente Fognini para ganar puntos mediante aperturas agresivas, las cuales sorprendieron a un que poco a poco fue cometiendo errores en este episodio.

Es así que el italiano vulneró el saque del favorito en tres oportunidades consecutivas para colocarse 2-2, 4-2 y finalmente 6-2; obligando así a un tercer y definitivo tramo.

Fognini se comportó a la altura en el episodio final, jugándole agresivamente a un Rafael que pese a apretar el acelerador por momentos (sumó tres ocasiones de quiebre), se sintió al parecer algo fastidiado con el correr de los minutos en este tercer set, donde además adujo molestias en la pierna derecha.

El tenista italiano marcaría el desnivel en el decimosegundo game, donde recién aseguró la victoria en el tercer punto para partido (match-point) tras una gran llegada en la net.

Mientras, los números generales del duelo registraron un total de 92 puntos a favor para el italiano  (52 con su servicio y 40 con la devolución) obtuvo 85 (51 gracias a su saque y 34 cuando le tocó el momento de responder.

En la final de mañana, Fognini enfrentará al español David Ferrer (9° ), quien en el encuentro preliminar derrotó al austriaco Andreas Haider-Maurer (74° ) por 7-5 y 6-1 en casi una hora con 25 minutos.

Las acciones del primer episodio se caracterizaron principalmente por los quiebres generados. Mientras que el español obtuvo cuatro rupturas, el austriaco uno menos. Irónicamente, dicho parcial se inclinaría a favor de Ferrer por mínima diferencia en los puntos con el servicio (20-16).

Luego, el valenciano sacaría a relucir todo su potencial desde el fondo del campo en el último set, logrando 26 puntos a favor sobre sólo 10 de su rival y consolidando tres quiebres en el igual cantidad de oportunidades para definir su triunfo.

Foto: Web oficial del DE Río 2015.

Por: Luis Miguel Guerrero 

Luis Miguel Guerrero

Periodista (redactor y reportero) de www.enlinea.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.