Hugh Hefner
Hugh Hefner

, el mítico fundador del imperio y conocido empresario de diversos productos mediáticos, murió a los 91 años.

Según informó murió pacíficamente en su casa el miércoles, rodeado de seres queridos, incluida su último esposa Crystal Harris (Crystal Hefner) .

La salud de Hefner se deterioró durante el último año y desapareció de la escena pública. Su fallecimiento se produce un año después de que su hermano, Keith, muriera luchando contra el cáncer.

La revista catapultó a   en una suerte de icono del erotismo pero además fenómeno cultural … abriendo paso a la icónica Mansion que rápidamente se hizo conocida por sus legendarias fiestas.

se casó tres veces primero con Mildred Williams en 1949,  quien tenía su misma edad y con quien tuvo 2 hijos. Su hija mayor Christie tiene 59 años y es una importante figura en el imperio . El matrimonio duró 10 años.

Hugh Hefner y conejitas
y conejitas

Su segunda esposa fue Kimberly Conrad , conejita de la revista que era 36 años menor que Hefner. Estuvieron casados 10 años y tuvieron 2 hijos. Al nacer los dos pequeños la mansión se transformó. Ya no se veían mujeres en bikini o en topless junto a la piscina, sino que estaba lleno de juegos para niños.

Finalmente Hef y Conrad se separaron pero ella se mudó a una casa al lado de la mansión del magnate y mantienen una relación de amistad.

La última esposa de    fue Crystal Hefner. Ambos se cansaron en 2012 cuando ella no pasaba los 30 años.

El imperio

fundó en 1953 con Marilyn Monroe adornando la primera portada. La revista consiguió grandes celebridades durante los próximos años, incluyendo a , , , , , , , y Kim Kardashian.

La revista dejó de publicar fotos de desnudos en 2016, pero regresó a ellos en febrero de este año, después de que el hijo de , Cooper, fue nombrado como director creativo.

La revista también tuvo un fuerte impulso con algunos escritores increíbles – entre ellos Gabriel García Márquez, Margaret Atwood y Haruki Murakami.

Hugh Hefner y Playboy
y

UN GENIO

no solo fue un genio periodístico sino también del marketing. Se inventó el concepto de que la mejor publicidad que podría tener la revista era justamente la vida de su dueño. Adquirió la Mansión y la convirtió en un centro de hedonismo donde cada mes se registraban sus actividades.

En ese entorno confluían las personalidades más famosas de Hollywood, millonarios, políticos y, sobre todo, mujeres despampanantes. La casa tenía una gruta con agua, donde, sin ninguna inhibición, los visitantes se zambullían desnudos. Cada semana había una gran fiesta en la que podían aparecer Jack Nicholson, Robert De Niro, Julia Roberts, , algún Rockefeller, Steve Jobs, y, eso sí, una docena de conejitas para entretener a los invitados.

Por esa misma época se lanzó ‘s Penthouse, una serie semanal para televisión en la que aparecían con Hefner, en un cóctel social, “los amigos de la revista”. En esa categoría estaban personajes de la talla de Frank Sinatra, Dean Martin, Sammy Davis, Ella Fitzgerald y otros. los recibía la mayoría de las veces en una finísima piyama sobre la cual vestía una bata corta de seda vinotinto.

Con su infaltable pipa en la boca, proyectaba la imagen de un James Bond recién levantado. Los lectores de , probablemente casados y cansados de sus rutinarias existencias, seguían con envidia el itinerario de este sultán del placer. Todo eso tenía como propósito convencer a la audiencia de que el matrimonio y la monogamia eran conceptos anacrónicos y que la libertad sexual ofrecía opciones de vida más abiertas y glamurosas. La prueba viviente de que eso era posible era el propio Hefner.

La hija de Johnny Depp impacta en Instagram con atrevido topless

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.