Al menos cuatro personas han y unas 200 resultaron heridas por el de y policías del régimen de Nicolás Maduro a voluntarios venezolanos que intentaban ingresar la humanitaria de diferentes países.

Como se recuerda el presidente interino Juan Guaidó con el de varios presidentes de la región, intentó facilitar el ingreso de humanitaria a Venezuela, pero los voluntarios fueron reprimidos.

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, denunció que hasta las 16.00 horas de este sábado se contabilizan cuatro personas asesinadas y unas 20 personas heridas de bala en la frontera de con Brasil, mientras que el colombiano reportó unos 285 en su frontera.

En una conferencia de prensa el diputado opositor Juan Andrés Mejía dijo que “lo que ocurre en la frontera con Brasil no es represión común.

Añadió que lo que ocurre en Santa Elena de Uairén es una masacre contra el pueblo indígena pemón en donde contabilizaron cuatro personas asesinadas y más de 20 de bala.

En tanto, desde Cúcuta, el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, dijo que de los 285 lesionados, 255 son ciudadanos y los 30 restantes son colombianos, a la vez que agregó que la mayoría de ellos resultaron afectados por gases lacrimógenos y por el “uso de no convencionales”.

Además, el canciller colombiano aseguró que de las víctimas, 37 “han requerido hospitalización”, por lo que fueron trasladados a centros médicos de la zona.

en la frontera

y policías lanzaron gases lacrimógenos y perdigones de goma a los manifestantes, dejando al menos una decena de heridos por el impacto de los artefactos, en los puentes Simón Bolívar y Santander, que comunican a la ciudades de San Antonio y Ureña () y Cúcuta (Colombia).

Un contingente de antimotines, con escudos y cascos, bloquearon la caravana de camiones con toneladas de medicinas y alimentos que intentaron ingresar desde Cúcuta, por el puente Santander, en Ureña.

Quemaron ayuda humanitaria

Pero también fuertes disturbios estallaron en las poblaciones de Venezuela en la frontera con Colombia, donde cientos de voluntarios intentan entrar ayuda internacional de medicinas y alimentos gestionada por el opositor , reconocido como presidente encargado por unos 50 países.

Dos camiones que transportan la ayuda fueron incendiados por grupos de partidarios de Nicolás Maduro en el puente fronterizo Francisco de Paula Santander, que une a las ciudades de Cúcuta (Colombia) y Ureña (Venezuela), denunciaron diputados opositores.

“La gente está salvando la carga de la primera gandola (camión) y cuidando la ayuda humanitaria que Nicolás Maduro, el dictador, mandó a quemar”, dijo a la diputada Gaby Arellano, quien señaló que hay unos 15 heridos leves con perdigones de goma y afectados por los gases. Decenas de personas intentaban sacar bolsas y cajas del camión, en medio de una gran nube de humo.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.