La Asociación de Exportadores (ADEX) saludó la decisión del Pleno del Congreso de la República de aprobar la inclusión peruana en el Tratado Integral y Progresista de la Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés), por lo que ahora se espera la ratificación del presidente de la República, Francisco Sagasti.

El presidente del gremio, Erik Fischer Llanos, confió en su pronta promulgación por parte del Ejecutivo, dado que su entrada en vigencia permitirá al país aprovechar un escenario internacional positivo, donde las principales economías del mundo empiezan a sobreponerse de un 2020 bastante complicado.

“El CPTPP puede ayudar al objetivo de capitalizar mejor la reactivación global y de esa forma acelerar la recuperación de la cadena exportadora con todo su impacto en la recaudación al fisco, formalización, descentralización y generación de empleo” comentó.

Cabe recordar que es el acuerdo comercial con mayor trascendencia al abarcar a 11 de las economías más dinámicas del mundo pertenecientes a 3 continentes: Australia, Brunéi Darussalam, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelandia, Perú, Singapur y Vietnam, las misma que representan el 13% del PBI mundial y el 15% del comercio internacional, sumando más de 500 millones de potenciales consumidores.

Apoyo de ADEX

El líder exportador recordó el apoyo del gremio a fin de lograr su aprobación en el parlamento. “La apertura comercial es el camino al progreso, por eso en ADEX incidimos en la necesidad de llevar adelante acuerdos como el CPTPP”, enfatizó

Es un paso significativo para una economía pequeña como la peruana –expresó– se necesitan estrategias que impulsen nuestro sector, pasar de pactos bilaterales a acuerdos regionales. Esto generará mayores encadenamientos productivos.

Asimismo, Fischer indicó que además de las ventajas arancelarias, este tratado incluye aspectos no implementados en tratados previos como temas de género, políticas de desarrollo, apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas, buenas prácticas regulatorias, competitividad, entre otros.

A tomar en cuenta

-El acuerdo entraría en vigencia a los 60 días de depositado el acuerdo al depositario (Nueva Zelanda), luego de la publicación de la ratificación.

-La industria peruana podría conectarse con importantes cadenas globales de valor, donde lamentablemente las empresas de América Latina no han podido desarrollarse como sí lo han hecho compañías del sudeste asiático y otras regiones.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea