Esta mujer no siente dolor por una mutación genética

Científicos revelan por qué esta mujer no siente dolor físico

Jo Cameron, de 71 años, vivía una vida tranquila sin molestias físicas y nada de ansiedad, todo iba normal hasta que salió embarazada y debía dar a luz.

Lo presión de la familia y las amistades para que aguante el dolor de un parto natural fue la alarma que despertó su interés de saber si realmente sentía o no dolor físico en el cuerpo.

Cuando estaba en el quirófano se sintió tranquila, luego llegó el momento de la “dolorosa” aguja epidural hasta que finalmente ella no sintió casi nada.

“Sentía que mi cuerpo cambiaba, pero no me dolía”, recordó la mujer, Jo Cameron, que ahora tiene 71 años. Dijo que era como “un cosquilleo”. Después les diría a mujeres embarazadas: “No te preocupes, no es tan malo como dicen”.

No fue sino hasta hace poco —más de cuatro décadas después— que supo que sus amigas no exageraban. Más bien, había algo diferente en la manera en que su cuerpo experimentaba el dolor: en realidad no lo sentía.

Lea también:
¿Cómo identificar a un acosador?, médico del hospital Noguchi lo explica

La explicación

Algunos científicos creen por fin entender por qué es así. En un artículo publicado el 28 de marzo en la revista The British Journal of Anaesthesia, los investigadores atribuyeron la falta de dolor físico en la vida de Cameron a una mutación de un gen que no se había identificado antes.

Dicen que esperan que el descubrimiento pueda contribuir en algún momento al desarrollo de un nuevo tratamiento para el dolor. Creen que esta mutación también podría estar relacionada con la razón por la que Cameron ha sentido poca ansiedad o miedo a lo largo de su vida y por qué su cuerpo sana con rapidez.

“Nunca hemos conocido a un paciente como ella”, dijo John Wood, jefe del Grupo de Nocicepción Molecular de University College de Londres.

Desde hace casi cien años, los científicos han documentando estudios de caso de individuos que sienten muy poco o nada de dolor. Pero la mutación genética que parece ser la responsable de que Cameron prácticamente nunca haya sentido dolor no había sido identificada con anterioridad.

El estudio surgió en medio de novedades importantes en el agudo debate sobre cómo tratar el dolor de manera responsable. El jueves, el estado de Nueva York presentó una de las demandas más contundentes hasta la fecha en contra de la familia Sackler, dueña de Purdue Pharma, el fabricante del opioide OxyContin.

Fue un recordatorio más de que necesitamos alternativas menos adictivas para lidiar con el dolor crónico, dijo Stephen G. Waxman, neurólogo en Yale y autor de Chasing Men on Fire: The Story of the Search for a Pain Gene.

Waxman no participó en el artículo reciente, pero también estudia a personas con mutaciones raras que alteran el modo de sentir el dolor.

“Cada una de estas mutaciones nos enseña algo y nos señala un gen en particular como un posible objetivo para medicamentos nuevos y más eficaces contra el dolor”, sostuvo.

La secuencia de eventos que llevaron a científicos a investigar los genes de Cameron comenzó hace unos cinco años. Ella vivía una vida feliz y ordinaria a orillas del lago Ness, en Escocia, con su marido, explicó. Después de una intervención quirúrgica en la mano, un doctor parecía estar perplejo de que no sintiera dolor ni quisiera analgésicos.

Asteroide se acerca a la Tierra y podría colisionar en el año 2068

Asteroide se acerca a la Tierra y podría colisionar en el año 2068

Un asteroide denominado Apofis (Apophis) podría colisionar con el planeta Tierra el año 2068 y causar estragos de acuerdo a la trayectoria que tome durante su ingreso a la atmósfera.

La advertencia la lanzaron científicos del Departamento de Mecánica Celestial de la Universidad Estatal de San Petersburgo según la agencia de noticias RIA Novosti.

“El acercamiento del asteroide causa una dispersión significativa de posibles trayectorias, entre ellas trayectorias que indican convergencia en 2051. Otras reentradas de resonancia orbital contienen un gran número (aproximadamente cien) de posibles colisiones entre Apofis y la Tierra, la más peligrosa de ellas en 2068.

Apofis es un asteroide que mide alrededor de 370 metros de diámetro. Además, fue descubierto en 2004 y su nombre se debe al antiguo dios egipcio del mal y la destrucción.

Para que el impacto ocurra, en 2029 tendría que pasar lo suficientemente cerca del planeta para que altere su órbita. Aún así, las probabilidades de que se esto se de son de 1 en 2,3 millones.

Un asteroide se acerca a La Tierra

Otros acercamientos del asteroide

Las estimaciones señalan que el año 2068 es el único año en el que el asteroide representaría una amenaza real. Sin embargo, esto no quiere decir que no pase cerca a la Tierra en otras ocasiones cercanas.

Por ejemplo, en 2029 pasará incómodamente el asteroide cerca al planeta. Su mayor acercamiento será de 37.600 kilómetros, lo que equivale a una décima parte de la distancia a la Luna.

Por otro lado, Apofis también se acercará a unos 16’000.000 km en 2044. En 2051 será de 760.000 km, mientras que en 2060 será de 5’000.000 km. Por último, en 2068 llegaría a tan solo 100.000 kilómetros de nuestro planeta.

Eclipse y Superluna EN VIVO: Usuarios comparten fotos y videos

Eclipse y Superluna EN VIVO: Usuarios comparten fotos y videos

Las mejores imágenes del eclipse de Luna, Superluna y Luna de Sangre que se ha visto hoy en sudamérica y el mundo, han sido compartidas en las redes sociales.

No sólo los sitios especializados, sino los usuarios e incluso personalidades han compartido las mejores fotos de este fenómeno pocas veces visto en la región.

El cantante chileno Beto Cuevas fue el primero en compartir un tuit con un video de la Superluna que observó desde su país. “Les comparto mi Luna desde mi locación”, tuiteó.


El periodista mexicano, Joel Sampayo Clímaco, también compartió otra imagen del eclipse y la superluna desde su ubicación.

Eclipse en vivo parte 2.

Posted by Sociedad Astronómica – ESIA Ticomán on Sunday, January 20, 2019
SpaceX lanza el cohete más potente del mundo, el Falcon Heavy

El lanzamiento del Falcon Heavy, el potente cohete que viajará a Marte

Falcon Heavy, el cohete re utilizable más potente del mundo, logró su primer objetivo y dio un paso enorme en su estrategia de conquista del mercado aeroespacial.

La compañía privada estadounidense SpaceX, dirigida por el magnate de Silicon Valley Elon Musk, inició el lanzamiento con éxito a las 16:45 horas desde Cabo Cañaveral (Florida) del cohete Falcon Heavy.

El cohete se elevó lo suficiente como para que ninguna explosión pudiese dañar la plataforma de lanzamiento.

La compañía de Elon Musk prueba con éxito el Falcon Heavy, con capacidad para poner en órbita 64 toneladas de carga
La compañía de Elon Musk prueba con éxito el Falcon Heavy, con capacidad para poner en órbita 64 toneladas de carga

La nave ha despegado con sus 27 motores de Falcon 9, las dos fases de impulsión (cohetes aceleradores) se han separado correctamente y a la distancia prevista, coordinándose elegantemente en el aire para volver a la base y posarse en el suelo con precisión.

A continuación el cohete central ha liberado la cápsula y el descapotable ‘rojo medianoche’ propiedad de Elon Musk se ha marchado en dirección al espacio exterior.

Triunfo del Falcon Heavy: Elon Musk pierde un coche y gana un cohete para viajar a Marte
Triunfo del Falcon Heavy: Elon Musk pierde un coche y gana un cohete para viajar a Marte

La primera parte de la misión consistía en que los dos cohetes aceleradores laterales (lo que en inglés se conoce como ‘booster rockets’) empujaran al módulo central antes de separarse y volver a la base de Cabo Cañaveral.

En cuanto al cohete central, su objetivo estaba en una plataforma flotante —básicamente, un dron— bautizada ‘Por supuesto que aún te amo’ y ubicada en mitad del Atlántico.

Ambos objetivos se han cumplido, y con ello la promesa de reusabilidad del Falcon Heavy, el cohete más potente pero también el más barato de su categoría: 90 millones de dólares por lanzamiento.

Cada carrera espacial tiene su cohete y Musk siempre se fijó en el Saturn V, aquel que llevó al espacio a varias misiones Apolo, incluida la número 11 que transportó a la Luna por primera vez a Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins en julio de 1969 y desde cuya misma plataforma SpaceX ha lanzado hoy el Falcon.

Ahora el reto no está ya en nuestro satélite, sino en Marte, el principal objeto de deseo astronómico de nuestras aspiraciones de ser una especie interplanetaria.