La pandemia generada por la Covid-19 obligó a las personas a permanecer más tiempo en sus casas a fin de evitar contagiarse del virus. Sin embargo, este nuevo estilo de vida trajo consigo hábitos perjudiciales para la de los : Estrés, ansiedad, pero sobre todo obesidad.

Durante la etapa de confinamiento, los manifestaron haber aumentado casi 8 kilos de peso, despertando las alarmas ante la posibilidad de volverse más vulnerables a los efectos agresivos del virus.

Según los últimos estudios realizados en el país, el 82% de peruanos considera que existe un vínculo entre la obesidad y los síntomas más graves del entre las personas infectadas.

En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar por lo menos de 3 a 5 horas de actividad física de intensidad moderada o rigurosa por semana para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 1 hora al día para los niños y .

Siendo el ejercicio fundamental para prevenir enfermedades y reducir síntomas del virus.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea