SpaceX lanzó al espacio 24 satélites, reloj atómico y cenizas de 152 muertos

Processed with MOLDIV

Se realizó con éxito el tercer lanzamiento del Falcon Heavy, el vehículo de lanzamiento espacial super pesado reutilizable, diseñado y fabricado por SpaceX.

La compañía de investigación espacial de Elon Musk califica a este como el “Lanzamiento más difícil” por una serie de factores, desde el horario hasta la carga valiosa que lleva al espacio. Pero todo funcionó sin grandes problemas.

El lanzamiento del Falcon Heavy se produjo en el Centro Espacial John F. Kennedy (Florida, EE.UU.) a las 02:30 hora local (06:30 GMT), tres horas más tarde de lo inicialmente previsto debido a pruebas adicionales sobre los sistemas del cohete.

Está previsto que la misión, llamada Space Test Program-2 (STP-2) por el Departamento de Defensa y gestionada por el Mando Espacial de la Fuerza Aérea y el Centro Espacial de Sistemas y Misiles, dure unas seis horas hasta su retorno a la Tierra.

Se trata del tercer vuelo del Falcon Heavy después del primero, de prueba, que hizo el año pasado, y el segundo, en abril, para lanzar un satélite de telecomunicaciones saudí al espacio. Es la primera vez que el Pentágono ha autorizado el lanzamiento de sus equipos en un cohete reutilizado.

Valiosa carga

La nave Falcon heavy de tres núcleos llevó valiosa carga para muchos grupos de investigación. La unidad transportó dos docenas de satélites, incluyendo el proyecto LightSail 2 impulsado por Bill Ney y que investiga las condiciones para impulsar una nave con luz solar.

Además, la tercera misión Falcon Heavy llevó un reloj atómico de espacio profundo como ayuda a futuras misiones que planeen viajes más distantes.

La nave nuevamente usó propulsores laterales reutilizables, los mismos que ya han sido probados en misiones anteriores y han demostrado eficiencia en el ahorro de energía y efectividad en la recuperación de estas unidades para futuras misiones.

Cenizas de muertos

Por si fuera poco, a bordo para la misión STP-2, también hubo restos incinerados de 152 entusiastas del espacio que sus familias envían a la órbita, en pequeñas cantidades, a través de Celestis Memorial Spaceflights, una compañía que ofrece oportunidades de lanzamiento para clientes que optan por entierros en el espacio y lo que la firma El sitio web describe como “una experiencia conmemorativa singularmente convincente”.

La naturaleza única de esta misión, y el cúmulo de objetivos a cumplir, permiten otorgar el rótulo de misión extremadamente difícil. Para los analistas, estamos ante uno de los primeros intentos de optimización en la carrera aeroespacial, pues esta nave transporta múltiples misiones.

Asteroide se acerca a la Tierra y podría colisionar en el año 2068

Asteroide se acerca a la Tierra y podría colisionar en el año 2068

Asteroide se acerca a la Tierra y podría colisionar en el año 2068

Un asteroide denominado Apofis (Apophis) podría colisionar con el planeta Tierra el año 2068 y causar estragos de acuerdo a la trayectoria que tome durante su ingreso a la atmósfera.

La advertencia la lanzaron científicos del Departamento de Mecánica Celestial de la Universidad Estatal de San Petersburgo según la agencia de noticias RIA Novosti.

“El acercamiento del asteroide causa una dispersión significativa de posibles trayectorias, entre ellas trayectorias que indican convergencia en 2051. Otras reentradas de resonancia orbital contienen un gran número (aproximadamente cien) de posibles colisiones entre Apofis y la Tierra, la más peligrosa de ellas en 2068.

Apofis es un asteroide que mide alrededor de 370 metros de diámetro. Además, fue descubierto en 2004 y su nombre se debe al antiguo dios egipcio del mal y la destrucción.

Para que el impacto ocurra, en 2029 tendría que pasar lo suficientemente cerca del planeta para que altere su órbita. Aún así, las probabilidades de que se esto se de son de 1 en 2,3 millones.

Un asteroide se acerca a La Tierra

Otros acercamientos del asteroide

Las estimaciones señalan que el año 2068 es el único año en el que el asteroide representaría una amenaza real. Sin embargo, esto no quiere decir que no pase cerca a la Tierra en otras ocasiones cercanas.

Por ejemplo, en 2029 pasará incómodamente el asteroide cerca al planeta. Su mayor acercamiento será de 37.600 kilómetros, lo que equivale a una décima parte de la distancia a la Luna.

Por otro lado, Apofis también se acercará a unos 16’000.000 km en 2044. En 2051 será de 760.000 km, mientras que en 2060 será de 5’000.000 km. Por último, en 2068 llegaría a tan solo 100.000 kilómetros de nuestro planeta.

Histórico: Sonda china llega a la Luna y difunden impactantes fotos

Histórico: Sonda china llega a la Luna y publican impactantes fotos

Histórico: Sonda china llega a la Luna y difunden impactantes fotos

China hace historia luego de que hoy logró un alunizaje perfecto de la sonda Change-4, en la cara oculta de la Luna, convirtiéndose así en el único país que llega a esa zona del satélite natural de la Tierra.

El lado opuesto de la luna es el hemisferio que nunca se enfrenta a la Tierra, debido a la rotación de la Luna.

A veces se lo denomina erróneamente el “lado oscuro de la luna”, aunque recibe tanta luz solar como su lado orientado hacia la tierra.

El explorador lunar Chang’e-4 se posó sobre la superficie del satélite a las 10:26 horas de Pekín, una maniobra pionera que demuestra las crecientes ambiciones chinas como potencia espacial.

Fotos de la Luna impactantes

La sonda envió una foto de la superficie lunar al satélite Queqiao, que orbita alrededor de la Luna, precisó la televisión pública CCTV.

Chang’e-4 había despegado de la Tierra el 8 de diciembre y de acuerdo con el diario oficial Global Times, el alunizaje tuvo lugar en la cuenca de Aitken, en el polo sur del satélite, lo calificó de “gran hito de la exploración espacial”.

La cara oculta de la Luna nunca se ve desde la Tierra y está relativamente inexplorada. Es montañosa y accidentada, salpicada de cráteres, mientras que la faz visible dispone de numerosas superficies planas para posarse.

Estudios en la Luna

Tras el alunizaje, Chang’e-4 realizará estudios sobre las radiofrecuencias bajas, el cultivo de tomates en otros planetas y los recursos minerales, entre otras cosas.

Las comunicaciones entre la sonda y la Tierra son posibles gracias a un satélite, Queqiao, puesto en órbita el pasado mes de mayo y que opera a modo de “espejo” transmisor de información entre los centros de control en la Tierra y la Chang’e 4.

Se trata del segundo intento de China de enviar un vehículo para explorar la superficie lunar después del Yutu (“Conejo de Jade”) el año 2013, que permaneció activo durante 31 meses.

Programas espaciales pioneros como el soviético o el estadounidense ya lograron hace más de medio siglo fotografiar la cara oculta de la Luna pero nunca alunizaron allí, pese a que en 1962 una misión no tripulada americana lo intentó sin éxito.