Su hijo está en el ojo de la tormenta por los que logró en prisión, pero don y doña , prefieren no hablar.

Las cámaras de Frecuencia Latina los encontraron en un conocido restaurante, pero al salir el patriarca de los Humala y padre del presidente Ollanta Humala, respondió de mala gana a la prensa.

“Yo no opino para ustedes, porque me graban y hacen lo que quieren..Me tergiversan, no confío en ustedes”, dijo a canal 2.

La más incómoda fue doña quien llamó la atención a su seguridad personal porque no les habrían la puerta de la camioneta que los transportaba.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.