Presidenta Dina Boluarte
Presidenta Dina Boluarte

La presidenta de la República, Dina Boluarte, anunció que decidió asumir la iniciativa para lograr un acuerdo con el Congreso y adelantar elecciones para abril del 2024, por ello dijo que promoverá la concertación con el Parlamento.

Boluarte aclaró que sí fue electa dentro de la plancha presidencial de Pedro Castillo y remarcó que ello no es un cheque en blanco.

Lamentó además la muerte de dos personas en Andahuaylas por las protestas, así como la escalada de los niveles de confrontación política, “lo que no es saludable para el país, ni para la economía, ni para luchar contra la pobreza”.

“He decidido asumir la iniciativa para lograr un acuerdo con el Congreso para adelantar las para el mes de abril del 2024, en los próximos días remitiré un proyecto de ley de adelanto de las elecciones para ser consensuado con las fuerzas políticas”, indicó Boluarte.

Dijo que esto implica reformas constitucionales que deben ser aprobadas con los procedimientos expeditivos que contempla la propia Constitución.

Subrayó que desde este momento, hasta la fecha de las próximas elecciones, el actual gobierno promoverá la concertación en el Congreso de una ley de reforma del sistema político que permita a los peruanos contar con un sistema democrático y de gobierno más eficiente, transparente, participativo y ajeno a la corrupción, con partidos políticos legitimados por la participación ciudadana.

Estado de emergencia ante protestas

En su mensaje, también anunció la declaratoria del estado de emergencia en zonas de alta conflictividad social.

“He dado las instrucciones para que se recupere pacíficamente el control del orden interno sin afectar los derechos fundamentales de la ciudadanía. Lamento el fallecimiento de nuestro compatriotas de Andahuaylas, Apurímac. Expreso mis sentidas condolencias a sus familiares”, recalcó.

En otro momento, la jefa de Estado indicó también que es plenamente consciente que fue elegida en una plancha presidencial que ganó legítimamente las elecciones generales del año 2021, y remarcó que ello no era un cheque en blanco, sino un compromiso con el pueblo peruano, con las instituciones y la construcción de la democracia, el crecimiento económico y la justicia social.

Recalcó que ella asumió la Presidencia en momentos difíciles, por lo que se requieren reformas constitucionales para crear un sistema político idóneo. Manifestó que la ciudadanía será cohesionada cuando no se tenga ni pobres, ni excluidos en el país.

“Mi deber como presidenta en la difícil hora actual es leer y recoger las preocupaciones de la gran mayoría de peruanos, el interés colectivo de la nación debe anteponerse a cualquier otra consideración”, subrayó.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea