Susana Villarán se va 18 meses a prisión preventiva por orden del Poder Judicial

La exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, deberá ir 18 meses a prisión preventiva por orden del Poder Judicial.

El juez Jorge Chávez, titular del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delitos de Corrupción, dictó la medida menor a la solicitada por el Ministerio Público.

Chávez declaró fundado el pedido del Ministerio Público para variar la orden de comparecencia restringida que tenía Villarán por el de prisión preventiva.

No obstante, no aceptó el plazo propuesto por la Fiscalía de 36 meses y dispuso que la exalcaldesa cumpla prisión preventiva solo por 18 meses.

El magistrado explicó que daba ese plazo menor debido a que la investigación fiscal contra Villarán estaba ya bastante avanzada.

Villarán es investigada por el Ministerio Público por los presuntos delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo propio y lavado de activos.

Historial de Susana Villarán

Los ilícitos habrían sido cometidos luego de que Villarán y sus allegados, entre ellos el exgerente municipal José Miguel Castro, recibieran 10 millones de dólares de las empresas brasileñas Odebrecht y OAS para financiar la campaña contra la revocatoria el 2013 y a favor de la reelección el año 2014.

Tanto Odebrecht como OAS tenían contratos vigentes con la Municipalidad de Lima cuando entregaron los mencionados aportes económicos.

La propia exalcaldesa admitió el último sábado que siempre supo de los aportes de ambas empresas, los cuales aceptó para evitar que la ciudad de Lima cayera en manos de la mafia que estaba tras la revocatoria. Indicó, además, que lo negó siempre por una cuestión de lealtad hacia una persona.

En la exposición de su fallo, el juez Chávez dijo que declaró fundado el requerimiento del Ministerio Público debido a que hay peligro de fuga, riesgo de obstaculización de la investigación, y graves elementos de convicción de la responsabilidad de Villarán en los hechos imputados.

Al conocerse la decisión del juez, la fiscal Ángela Zuloaga, anunció que el Ministerio Público apelará el fallo en lo concerniente al plazo, pues consideran necesario que la prisión preventiva sea de 36 meses.

Por su parte, Iván Paredez, abogado de Villarán, confirmó que presentarán una apelación al fallo en todos sus extremos.

Susana Villarán y los tres palos verdes de Odebrecht en nuevo audio

Audio de Susana Villarán, Castro y Gabriel Prado sobre ‘tres palos verdes’

La situación de Susana Villarán, exalcaldesa de Lima, se complica ad portas de que el Poder Judicial decida si le ordena o no prisión preventiva por un plazo de 36 meses, esta vez con un audio difundido por Cuarto Poder.

El espacio televisivo muestra la grabación que data de una reunión realizada el año pasado, entre Susana Villarán y sus colaboradores José Miguel Castro y Gabriel Prado, este último registró la conversación.

En el diálogo, Villarán expresó su preocupación porque se llegue a conocer que ella y José Miguel Castro solicitaron “tres palos verdes” (US$3 millones) a Odebrecht para la campaña por el No a la revocación. “Yo me devano, ¿entiendes?, si es que eso va a aparecer en cualquier momento de buena fuente”, se le escucha decir.

Pero la reacción de Gabriel Prado no se hace esperar y exige explicaciones del porqué se usó su nombre para abrir una cuenta bancaria en el Principado de Andorra (paraíso fiscal) para recibir dinero de la constructora Odebrecht, con el fin de financiar la campaña del “NO” a la Revocatoria de Susana Villarán.

En la cita se escucha a una Villarán nerviosa, revelar que ha recibido información de que las autoridades tienen conocimiento de un encuentro donde se habló del apoyo a su campaña.

“Lo han hecho para joder”, dice Villarán en la conversación, en alusión a un posible testimonio de Odebrecht que los pueda perjudicar.

Se le escucha a Gabriel Prado reclamar a ambos en el audio porque, cuando él pidió apoyo para conseguir un empleo, José Miguel Castro junto al exgerente de la filial de Banca Privada de Andorra (BPA) en Uruguay, André Norberto Sanguinetti Barros, le piden documentos e incluso su pasaporte, no para darle trabajo, sino para abrirle la cuenta en dicho paraíso fiscal sin su consentimiento.

Bastante desconfiado, Gabriel Prado señala con claridad a Villarán y Castro que “sin su consentimiento” se usó su nombre para los fines de recibir dinero del exterior para la campaña de Susana Villarán, lo cual incluso admite “podría constituir el delito de lavado de activos.

Tan incómodo estaba el ex funcionario de Susana Villarán que incluso califica de chanchada lo que le hicieron la exalcaldesa y el propio José Miguel Castro.

“Se ha usado mi nombre y esos papeles para hacer una chanchada como la que usted ha hecho”, se le escuchar a Prado.

En afán de tranquilizar a Prado, Castro le dice frente a Susana Villarán, que no se hizo ningún depósito a la cuenta de Andorra, con lo cual debería estar tranquilo.

Audio perjudica a Susana Villarán

La difusión de este audio perjudicaría a Susana Villarán, sobre todo porque Gabriel Prado estaría colaborando con la justicia y revelando detalles de las operaciones financieras que el pasado sábado Susana Villarán reconoció en entrevista con Exitosa.

La tesis de Susana Villarán es decir que recibió el dinero en el marco de una colaboración con la justicia, pero que no hubo nada a cambio de ese aporte y menos se facilitaron concesiones o contratos a Odebrecht.

Susana Villarán con paradero desconocido y PJ decide el lunes si la detiene

Susana Villarán con paradero desconocido y PJ decide el lunes si la detiene

Susana Villarán está con paradero desconocido ad portas de que este lunes el Poder Judicial decida si acepta o no el pedido de 36 meses de detención preventiva que formuló el Ministerio Público.

Como se recuerda la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, es investigada por los presuntos aportes que recibió de las constructoras Odebrecht y OAS para la campaña del NO a la revocatoria.

La Fiscalía pidió 36 meses de prisión preventiva para la exalcaldesa de Lima, sin embargo, a tres días de la audiencia, se desconoce cuál es su paradero señaló la televisora Latina.

Un equipo de Latina Noticias la buscó en su domicilio de Miraflores que reportó ante Reniec, allí informaron que no se encontraba en este lugar.

En la vivienda de la playa Arica, que hasta hace poco ocupaba, el canal tampoco obtuvo respuesta. Susana Villarán optó por guardar silencio frente al Congreso y la prensa.

Igual decisión tomó su exgerente José Miguel Castro, quien no se presentó ante la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso para responder sobre el cobro de peajes.

A diferencia del caso de otros implicados como el caso del fallecido expresidente Alan García, para Susana Villarán no se pidió detención preliminar pese a contar con un testimonio directo de Jorge Barata, exdirectivo de Odebrecht.

Susana Villarán con paradero desconocido y PJ decide el lunes si la detiene

La audiencia contra Susana Villarán

Este lunes 13 de mayo, el Poder Judicial evaluará el pedido de la fiscalía de 36 meses de prisión preventiva contra la ex alcaldesa de Lima, Susana Villarán, en el marco de las investigaciones por la presunta comisión del delito de lavado de activos en agravio del Estado

El Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional Permanente Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de la Corte Superior de Justicia citó a audiencia para debatir la procedencia del requerimiento fiscal de variar la comparecencia con restricciones por la medida de prisión preventiva por 36 meses contra Susana Villarán y José Miguel Castro Gutiérrez, exgerente de la Municipalidad de Lima.

La audiencia se realizará a las 9:00 a.m. en el Edificio Carlos Zavala Loayza en el Cercado de Lima.

Como se recuerda, el pedido de prisión preventiva por 36 meses también alcanza a Gabriel Prado Ramos, Luís Ernesto Gómez Cornejo Rotalde, César Simón Meiggs Rojas y Óscar Ricardo Vidaurreta Yzaga.

La ex alcaldesa de Lima tiene vigente una orden de comparecencia restringida desde el 10 de agosto, razón por la cual tiene que acudir a todos los meses a la Fiscalía para el control correspondiente, no ausentarse de Lima y no variar su domicilio sin previa autorización judicial.